CON MARTHA DEBAYLE

¿Cuánto es suficiente para los hijos? La función de la madre de hoy

Confiesen mamás, ¿quién de ustedes siente que ya no da una, que está agotada?

Vidal Schmill, pedagogo, especialista en Desarrollo Humano. Autor del libro “Disciplina Inteligente”, best-seller con más de 500,000 ejemplares vendidos y “Berrinches, su manejo eficaz”.

Madres rebasadas y exhaustas. En la actualidad, muchas madres de familia están drenadas, sufren de burnout o agotamiento emocional.

Es verdad que la saturación de responsabilidades y actividades pueden producir esto, sin embargo, parte del problema es que se atribuyen cargas que no les corresponden.

La “súper mamá” es un mito mercadológico que se cree como verdad. Muchas cosas que haces que son actividades en tu hogar que podrían y en muchos casos deberían realizar tanto tus hijos como tu pareja.

“Cuando los padres hacen de más,

los hijos hacen de menos.”

Mark Henningsen

Consejero familiar, en adicciones y depresión adolescente.

La hiperparentalidad, se basa en miedos y ansiedad

Las ansiedades y miedos son los peores consejeros que puedes tener para educar a tus hijos y conducen a comportamientos francamente absurdos y dañinos para toda tu familia, cuando justamente lo que intentas lograr es lo contrario: su bienestar y felicidad.

Amor que nutre vs. Amor que intoxica.

Cuida Descuida (negligencia)

Responde Sobreprotege

Respeta Invade

Conoce Cree que conoce (suposiciones que se dan por hecho)

“El proverbio advierte que no debes morder la mano que te alimenta,

pero tal vez deberías morder la mano que te impide aprender

a alimentarte tú mismo.”

Thomas Szasz

Profesor emérito de Psiquiatría

en la Universidad de Siracusa, New York

La sobreprotección es resultado de educar DESDE nuestra Huella de Abandono. Tememos ser abandonados de nuevo por nuestros hijos y no establecemos límites ni les damos responsabilidades.

La sobreprotección significa: darles demasiado de lo que aparentemente es bueno, demasiado pronto y por demasiado tiempo. También significa darles cosas o experiencias que no son apropiadas para su edad.

Es una forma de maltrato contra tus hijos y contra ti misma(o). Contra los hijos pues obstaculiza el desarrollo y el desempeño de tareas y lecciones de vida que debe aprender. Contra ti misma, pues te impide tener espacios de desarrollo personal por saturación de actividades y por ansiedad.

Siete riesgos de la sobreprotección:

Problemas para retrasar la gratificación. Intolerancia a la frustración.

Problemas para dejar de intentar ser el centro de atención.

Inutilidad aprendida.

Incapacidad para tomar responsabilidades.

Sentido irreal de identidad y de valía personal.

Falta de moderación o templanza. Al no tener freno externo, carecerá en el futuro de freno interno.

Desubicación del mundo real y sus problemáticas.

Hay 3 caras de la sobreprotección.

Dar demasiado (dinero, tiempo, atención, cuidados) Dar tanto que no se aprecia ni disfruta lo que se tiene.

Criar en exceso (Hacer cosas por los hijos que ellos ya deberían hacer por sí mismos, Permitirles pensar sólo en sí mismos, sin considerar a los demás, no hacerlos conscientes del impacto de sus decisiones sobre quienes los rodean)

Estructura débil o nula (No establecer límites o no hacer que se cumplan. Falta de orden, horarios, de actividades domésticas, ni de autocuidado e higiene)

Cargando