CON MARTHA DEBAYLE

Coronavirus: Lo que sabemos y lo que sigue sin entenderse

Mauricio González, médico internista mexicano en Nueva York que ha estado luchado en primera línea contra el coronavirus

Dr Mauricio González, médico internista graduado del Metropolitan Hospital Center, New York Medical College.

El COVID19 EN NUEVA YORK

Nueva York es la ciudad más azotada por la pandemia en Estados Unidos.

Tuvo su primer caso de propagación comunitaria el 2 de marzo en Nueva Rochelle, un suburbio de la ciudad de Nueva York.

Para el 11 de marzo, había 216 casos confirmados en el estado, y ese número aumentó a 613 para el 14 de marzo.

Llegó a tener 800 fallecimientos diarios durante la segunda semana de abril.

¿Por qué?

La primera y más obvia explicación de la gravedad del brote es que NY es la ciudad más grande y densamente poblada de Estados Unidos.

Con más de 8 millones de personas, la ciudad de Nueva York es también la más grande del país.

El alto número de casos de coronavirus es un reflejo de su tamaño.

¿Qué hicieron mal?

Tardaron en cerrar las escuelas y suspender los eventos y las reuniones sociales en los primeros días del brote.

Nueva York ordenó el cierre de todas las escuelas antes del 18 de marzo, cuando ya tenía 2,300 casos.

Se ordenó a los trabajadores no esenciales que se quedaran en casa a partir del 22 de marzo, cuando hubo más de 15,000 casos.

El estado de Nueva York dijo el sábado pasado que el 12.3% de su población tiene anticuerpos del COVID-19, según los resultados del estudio de seroprevalencia hecho en las últimas semanas. En la ciudad de Nueva York, el porcentaje es mayor: ninguno de los cinco distritos baja del 19%, dijo anunció el gobernador Andrew Cuomo.

El gobernador Andrew Cuomo dijo este lunes que reabrir el estado de Nueva York será más complicado que cuando se decidió cerrarlo y adelantó que el proceso será gradual comenzando en zonas donde el virus ha desaparecido.

Las regiones podrán abrir sus negocios no esenciales a menos que registren menos de 15 nuevos casos de coronavirus y menos de cinco muertes. El plan es iniciar un proceso gradual de apertura el 15 de mayo.

Evolución del COVID19 en el cuerpo

El virus entra a nuestro cuerpo principalmente, por 3 vías: boca, nariz y ojos

Llega a nosotros por la “nube” que sale de las narices y bocas de otros

Esta “nube” tanto de micropartículas invisibles como de gotas visibles de saliva, sale por: respirar, hablar, cantar, toser, estornudar

Por mis manos al tocar cosas contaminadas

¿QUÉ SUCEDE CUANDO YA ENTRÓ EL VIRUS A MI CUERPO?

El virus busca una célula donde vivir: El virus empieza a invadir células del cuerpo “secuestrándolas” para fusionar su membrana grasosa con la de la célula e inyectar su ácido ribonucleico (ARN).

El virus empieza a hacer copy paste y clonarse para poblar el vecindario

Esto provoca que se produzcan millones de copias del virus que a su vez se liberan e invaden otras células,

Las defensas reaccionan y atacan: Ante esto, el sistema inmunitario del cuerpo responde y produce síntomas como fiebre como mecanismo de defensa. También puede haber otros como dolor de garganta y tos.,

La aparición de síntomas se da entre el día 1 y 14 después del contagio; en promedio, en los días 5 y 6.

¿QUÉ PASA DESPUÉS?

El virus muere solo en la mayoría de los casos: En el 80 ó 85 por ciento de los casos, los síntomas ceden con el paso de los días, y, como aún no hay un antiviral específicos para el SARS-Cov2 usualmente se da medicina para los síntomas (el dolor de cabeza, la tos, la diarrea, etc.)

En algunos casos, la batalla causa estragos al cuerpo: En casos graves puede haber dificultar para respirar, que se presenta cuando el sistema inmunitario sobrerreacciona atacando también a las células pulmonares.

El coronavirus podría dañar los riñones de las personas y hacer que su sistema inmunitario se descontrole, además de infectar los pulmones con neumonía mortal.

Una tormenta en la sangre: Es imprescindible que el sistema inmunológico responda a las amenazas de una manera controlada. Sin embargo, cuando enfrenta una infección viral galopante, el sistema suelta citoquinas en los pulmones sin regulación alguna y el ataque, que debió ser selectivo, se convierte en una batalla campal. Es entonces cuando empiezan los problemas, porque el sistema inmunológico no solo destruye las células infectadas, sino también los tejidos sanos.

Más allá de los pulmones: La tormenta de citoquinas desencadena una reacción inflamatoria que debilita los vasos sanguíneos pulmonares, la cual ocasiona que los alvéolos se llenen de líquido. En pocas palabras, lo que tienes es una hemorragia en los vasos sanguíneos. La tormenta se extiende por todo el sistema circulatorio y ocasiona problemas en muchos órganos. La situación empeora a partir de ese momento. En los casos más graves de COVID-19, la tormenta de citoquinas –aunada a la menguante capacidad para enviar oxígeno al resto del cuerpo– puede precipitar un síndrome de disfunción multiorgánica (antes conocido como falla multiorgánica).

Las personas mayores de 60 años y quienes padecen problemas como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen un poco más de probabilidades de desarrollar la enfermedad grave.

Lo que debemos saber de acuerdo a Mauricio

El 25% de las personas infectadas nunca presentan síntomas

Las personas asintomáticas pueden llegar a contagiar a las demás personas en un periodo de 2.5 días antes de presentar síntomas.

A mayor síntomas, quiere decir que hay más carga viral en el cuerpo y mayor foco de infección

Si una persona infectada por Covid-19 presenta tos y fiebre pero puede respirar bien, es mejor quedarse en casa, en caso de que la persona tenga falta de aire y se sienta mareada, son dos indicadores para ir a urgencias.

Cada vez más jóvenes SIN NINGUNA comorbilidad se enferman bastante, hasta el punto de que necesitas intubarlos.

Lo más importante hasta hoy sigue siendo el aislamiento social y el lavado de manos

Aún no hay nada contundente sobre el virus

Los jóvenes

29% de las hospitalizaciones en EU son personas entre 20 y 44 años

12% de las hospitalizaciones en terapia Intensiva son personas jóvenes entre los mismo rangos de edad

Los médicos de la ciudad de Nueva York dicen que el coronavirus está provocando un aumento de los accidentes cerebrovasculares en pacientes más jóvenes, lo que causa alarma entre los expertos médicos.

Durante de dos semanas, los médicos de Mount Sinai informaron que cinco pacientes sufrieron accidentes cerebrovasculares grandes siendo menores de 50 años, según una carta que publicaron en el New England Journal of Medicine (NEJM).

Los cinco pacientes dieron positivo para COVID-19 pero tuvieron síntomas muy leves o nulos.

La población normal de accidente cerebrovascular suele ser pacientes mayores con problemas de presión arterial alta o colesterol.

Los médicos no pueden confirmar por qué el coronavirus parece inducir esto, algunos expertos tienen una suposición que la investigación sugiere que el virus se adhiere a una célula huésped que no solo existe en el tracto respiratorio, sino también en los vasos sanguíneos. Esto significa que el virus puede ir a cualquier parte del cuerpo.

Niños hospitalizados en Nueva York con síndrome inflamatorio Kawasaki que podría estar relacionado con covid-19

Quince niños en la ciudad de Nueva York han sido hospitalizados con síntomas compatibles con un síndrome inflamatorio multisistémico que podría estar relacionado con covid-19, según una alerta del Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York.

Los pacientes, de 2 a 15 años, fueron hospitalizados del 17 de abril al 1 de mayo.

Varios dieron positivo por covid-19 o tuvieron pruebas de anticuerpos positivas. Algunos de los pacientes tuvieron fiebre persistente y características de la enfermedad de Kawasaki o características del síndrome de shock tóxico.

La enfermedad de Kawasaki causa inflamación en las paredes de las arterias y puede limitar el flujo de sangre al corazón. Por lo general, es tratable y la mayoría de los niños se recuperan sin problemas graves, pero puede ser mortal.

Cargando