CON MARTHA DEBAYLE

El reto de los 30 días Debayle en Casa

De lo malo hay que sacar lo bueno, y este tiempo en casa es perfecto para ponerse a organizar todo lo que tienen patas pa´arriba

Claudia Torre, organizadora Profesional de Espacios Certificada.

DÍA 1: Desinfecten manijas, barandales, botones de elevador, llaves, celulares, tabletas, computadoras, controles y tarjetas de crédito o débito. Nos estamos lavando las manos y desinfectando superficies, pero esas son cosas que tocamos todo el tiempo y no tenemos conciencia de desinfectarlas también.

DÍA 2: ¡Depuren sus blancos! Adiós a las sábanas y toallas deshilachadas, rotas, manchadas, o que no tengan juego. ¡Donen lo que salga! Y doblen lo que se queda. Hay videos en mis redes para que aprendan cómo se doblan cada una de ellas.

DÍA 3: Organiza los juguetes de tus hijos. Ordénalos por categorías, revísalos en conciencia: saca los que ya no usen, los que ya dejaron por la edad, los que estén rotos o incompletos. ¡Desinfecten los que se quedan! ¡Laven todos los peluches! Y al final, dales un hogar acorde a la edad de tus hijos y al uso que le dan.

DÍA 4: Organicen la papelería de la casa. Junta todo y ordénalo por categorías. Haz parte del proceso a tus hijos, poniéndolos a revisar: que pinten todas las plumas y plumones, a sacar punta a todos los lápices y colores, a sacar crayones rotos o muy chiquitos, a ver si el Pritt está seco, o si las gomas realmente borran o sólo manchan. Donen cosas repetidas o que ya no utilicen

DÍA 5: Junta todas las medicinas de la casa y revisa la caducidad de cada una. Las que están caducas puedes guardarlas para disponerlas de manera responsable en contenedores especiales, una vez que podamos salir de casa.

DÍA 6: Revisen todos los CD´s, DVD´s y juegos de video. Sean honestos y decidan si realmente los siguen viendo o ya todo lo ven en streaming y lo juegan en línea. También asegúrense de que el disco está dentro de la caja. Esas cosas ocupan muchísimo espacio y la tecnología nos da la posibilidad de tener entretenimiento sin volumen físico, por lo que liberarte de ellos puede abrir el espacio a algo más.

DÍA 7: Ten una linda convivencia en familia sacando todas las fotos que tienen en casa y organizándolas como mejor les funcione. Empiecen siempre deshaciéndose de las que no les gustan, las que salen borrosas o desenfocadas, las que incluyen personas que ya no quieren que sean parte de su vida, las que están maltratadas y tienen en respaldo digital, etc..

DÍA 8: Es un excelente momento para vaciar la alacena, y aprovechar para hacer limpieza profunda de cada repisa, entrepaño, el piso y hasta las paredes. Al terminar, organiza todo por categorías: todas las latas, todas las pastas, todos los cereales, todas las semillas, etc. Aprovecha también poner todos los recipientes de plástico o cristal con su tapa. Si no tienen, mejor diles adiós y no sufras buscándolos en el momento que los necesitas.

DÍA 9: Estamos a punto de entrar a la primavera, por lo que es el mejor momento para revisar qué ropa de invierno realmente se pusieron los pasados meses, y guardarla para el fin de año. ¡Esa que no usaron mejor dónenla en lugar de volverla a guardar!

Día 10: Organiza los baños. Recuerda hacerlo uno por uno y siguiendo La Metodología del O.R.D.E.N.® Saca todo y ponlo en categorías de #igualesconiguales. Reduce sacando las cosas que amas, usas, necesitas y te hacen feliz, pero a la par ve clasificando las cosas que te quedas por categorías: lo que se usa DIARIO, lo que se usa DE VEZ EN CUANDO, las mascarillas y tratamientos, las cosas del CLUB, las cosas de VIAJE. ¿

Día 11: Sé que ha sido cansado y muy laborioso hacer todo lo de los días previos. Por eso, hoy tendrás una actividad más relajada pero de gran importancia. ¡Depura tu e-mail! Da de baja todos esos correos que te saturan tu bandeja de entrada pero que no tienen importancia para ti.

Día 12: Ya que agarraste fuerzas y descansaste un poco, puedes cambiar de categoría y pasarte a una muy interesante: los libros. De preferencia junta todos los libros que tengas en tu casa y ponlos en un mismo lugar. De esa manera puedes hacer conciencia del volumen que tienes y saber si tienes repetidos. Lo ideal sería que los ordenaras por tema o por autor, e ir haciendo columnas en el suelo para irlos identificando. Es una tarea que toma tiempo y concentración, así que considéralo antes de empezar.

Día 13: Hoy vamos a regresar a la cocina, pero esta vez nos vamos a concentrar solamente en el refrigerador y el conge. Aquí también es importante aprovechar y sacar todo para hacer una limpieza profunda. Revisa caducidad de los alimentos, sobretodo lo que lleva mucho tiempo congelado. Antes de pensar en salir a comprar reservas al súper, identifica si puedes primero acabarte todas las cosas que tienes ya en casa.

Día 14: Los cables son una pesadilla porque los tenemos guardados por años, claramente sin usarlos, pero nos da miedo deshacernos de ellos porque ¡QUÉ TAL QUE ALGÚN DÍA LOS NECESITAMOS! Pues por lo menos el día en que vas a REVISAR CADA UNO SÍ LLEGÓ, y eso gracias a que tenemos todo el tiempo del mundo para AHORA SÍ ver a qué corresponde cada uno, y comprobar si es necesario guardarlos o no. Primero busca todos los cables que tengas en casa: en la bodega, en el ático, en los cajones, en las cajas debajo de la cama, los que llevan conectados hace años pero sin usar, los que están en los cajones de la cocina, ¡todos! Si sabes de qué son y los necesitas ponlos en una caja de “Se Queda”, pero los que no tienes idea para qué son: INVESTIGA.

Día 15: ¿Hace cuánto que no organizas tus bolsas de mano? Pero de una forma profunda. Me refiero a sacarlas todas y revisar cada una de ellas. No sabes la cantidad de mujeres que dejan cosas dentro de sus bolsas, y cuando sacamos todo hemos encontrado dulces, dinero, pasadores, kleenex, medicinas, papeles, maquillaje, chicles, y mucha basurita pequeña. Por eso, vacía cada una, o si las tuyas no tienen nada adentro, aprovecha para limpiarlas, desinfectarlas y revisarlas con calma. ¿Están manchadas, les falta algún botón, no funciona un cierre, están deslavadas? Sé honesta y decide con cuáles realmente te quieres quedar y cuáles ya no son tu estilo, ya no van con tu estilo de vida o tus actividades.

Cargando