Con Alejandro Franco

Jorge Castañeda habla acerca de la importacion de cigarrilos electrónicos

El decreto presidencial fue publicado en el Diario Oficial de la Federación—, bajo el argumento de proteger la salud y evitar daños irreversibles a la población.

Las Secretarías de Salud y economía informaron de manera conjunta que a pesar de existir una prohibición al comercio de estos dispositivos desde 2008, un vacío legal mantenía abierta la puerta a su comercialización ilegal.

Por ello, el Jefe del ejecutivo emitió una modificación a la ley de los impuestos generales de importación y de exportación para hacer expresa la prohibición de los llamados cigarros electrónicos.

 La Reforma consistió en crear tres nuevas fracciones arancelarias en la ley para identificar con mayor precisión los productos vetados.

La empresa estadounidense Philip Morris, dueña de la marca Marlboro, y la asociación civil que representa a los consumidores de cigarros electrónicos en México pro-vapeo, se pronunciaron en contra de la prohibición a la importación de cigarros electrónicos que el gobierno publicó ayer en el diario oficial de la federación, debido a que incentivará el comercio ilegal y aumentará los riesgos a consumidores.

Hoy, la ley establecida por la Cofepris no contempla o no permite la comercialización de ninguna otra alternativa de cigarro como el cigarro electrónico o cualquier otro vaporizable, debido a que no está actualizada. Sin embargo, muchos de estos dispositivos se venden de forma ilegal.

La compañía apenas había introducido en enero de este año la venta de iqos, un dispositivo que calienta tabaco, en más de 30 puntos de venta de la ciudad de México, principalmente en las tiendas Sanborns por lo que ahora se encuentran analizando el impacto de esta postura.

 Este dispositivo, al no quemar el tabaco, disminuye el perfil de riesgo y exposiciones a agentes tóxicos en 90%, de acuerdo con PMI.

Cargando