CON MARTHA DEBAYLE

La educación como impulso de crecimiento

La educación es un arma poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. Pero, ¿cómo le hacemos? ¿Cómo nos preparamos todos los días?

Helios Herrera, director general de HH Consultores, con experiencia de más de 26 años en el área de Capacitación Humanística, Motivación, Superación Personal, Desarrollo Empresarial y Ventas.

¿Te has puesto a pensar qué se necesita para que las mujeres y los jóvenes de nuestro país tengas mejores oportunidades en el mundo de hoy?

 Piénsalo, en México, siempre se ha dicho: “déjeles escuela, comadre”, “estudia una licenciatura y brillarás”, “estudia, estudia, estudia”, sin embargo, cuando un joven termina su carrera, lo único que está terminando es una “preparación”, la verdadera carrera comienza al concluir la carrera profesional, y haberla terminado, no es una garantía para obtener un “buen empleo”, sin embargo siempre he pensado que te coloca en “la carrera de la vida” por delante de algunos millones de desempleados que NO tienen una licenciatura.

Según datos del INEGI del primer trimestre de 2015, existen en nuestro país más de 3 millones de desempleados, de los cuales 884,237 cuentan con un grado de licenciatura o superior.

El instituto de la juventud señala que la proporción de jóvenes que logran ubicarse en un trabajo, es del 30,7%, de los cuales 1 de cada 3 consigue desempeñarse en algo relacionado con su perfil profesional.

Así mismo, la OCDE estima que (con base en tendencias actuales) los jóvenes mayores de 22 años, tardarán aproximadamente un año y medio en colocarse en algún puesto y, cuando lo logren, su salario será menor al que obtiene un trabajador con estudios de secundaria.

Por otro lado, las mujeres representan más de la mitad de la población nacional: 51,4% (según datos de la Encuesta Intercensal 2015, elaborada por el INEGI). Es una fuerza importante de más de 61 millones de personas a las que sin duda debemos tomar en cuenta (y muy en serio).

Según la SHCP:

3 de cada 5 PyMEs que abren son lideradas por mujeres

Las empresarias mexicanas aportan el 37% al PIB del país

De cada 100 mujeres que solicitan un préstamo para invertir en su empresa, el 99% salda sus deudas de manera íntegra.

De acuerdo con un artículo publicado por la UIC las razones por las que las mujeres emprenden son muy variables:

29% lo hizo por el deseo de tener un negocio propio e independencia.

20% por la necesidad de elevar su calidad y nivel de vida.

20% por el gusto y la vocación por el ramo.

18% por la continuidad de un negocio familiar.

13% restante, por pérdida del empleo, procurando el autoempleo.

De acuerdo a Naciones Unidas, en promedio, las mujeres siguen ganando en todo el mundo un 23% menos que los hombres en el mercado de trabajo por el mismo empleo o dicho de otro modo, las mujeres cobran 77 centavos por cada dólar que ganan los hombres.

En Silicon Valley, la capital tecnológica de Estados Unidos, las mujeres ocupan tan solo uno de cada 10 puestos de liderazgo.

Según el documento Estudios Económicos de la OCDE para México 2017, las mexicana aún ganan 16.7% menos en promedio que los hombres. Este mismo informe también nos dice que en nuestro país, menos del 10% de los puestos en los consejos administrativos están ocupados por mujeres.

Esto nos da una “probadita” de la cruda realidad que vivimos en nuestra sociedad, en un mundo lleno de violencia, sí, pero peor aún, lleno de injusticia, en el que es necesario encontrar y alcanzar las oportunidades necesarias para edificar y empoderar tanto a las mujeres (que mucho aportan a nuestro mundo) como a los jóvenes como parte de nuestro presente y futuro.

Por eso, hoy vengo con el estandarte de la educación y la capacitación por delante. Saber más y mejor, es parte fundamental del desarrollo de un sujeto. Mantenernos (todos) en una concientización y una capacitación constantes será la punta de lanza que nos permita romper con los paradigmas que hasta el momento nos han regido (y limitado por tanto tiempo) e iniciar nuevas y mejores creencias, cuando tú desarrollas tu SER, tu HACER mejora y el TENER es una mera consecuencia.

Cuando alguien me pregunta: “Helios, ¿qué necesito para ser alguien más productivo, exitoso y con mejores resultados?” Lo primero que viene a mi mente es “SER UN MEJOR TÚ” y para ello es imprescindible la CAPACITACIÓN.

La productividad desde el punto de vista económico, es un medio, de hecho, es el único medio que tienen las empresas y los países para incrementar el nivel de vida de las personas. También constituye uno de los mejores instrumentos para combatir la inflación.

La productividad es la habilidad para producir más y mejores bienes con iguales o menores recursos, dicho de otra manera, es obtener más producción de cada unidad de capital y trabajo que se aporta al sistema económico.

Cuando un ser humano se profesa como líder, apuesta a la productividad de largo plazo, a consolidar un proyecto que genere ingresos (para sí mismo o para el corporativo para el cual colabora) con su presencia, sin su presencia y/o a pesar de su presencia.

Esto es, jóvenes y mujeres, si ya están enfocados y determinados en desarrollarse exitosamente (sea en un emprendimiento o en un empleo), lo mejor que pueden hacer es apostar por incrementar sus resultados y productividad, y esto se logra con información.

Frecuentemente, la rutina del día a día nos llega a invadir y hace que se nos olvide (o no le demos importancia) la capacitación personal que es primordial para el crecimiento integral; el término capacitar significa “hacer que una persona o una cosa sea apta o capaz para determinada cosa”.

No basta con que “lo hagas lo mejor posible”, porque los que van a evaluar el resultado final, los que medirán qué tan capaces son de ofrecer servicio son los empleadores y clientes, y ellos, tienen muchas opciones en el mercado y poca paciencia.

Una persona mal capacitada o no capacitada cuesta más del 20% de los clientes que atiende (internos o externos), así que…. ¿Qué sale más caro? ¡No capacitarse!

La época en la que un título te garantizaba un “buen” empleo ya no existe, hoy además del título, necesitas ya salir de la universidad sabiendo aplicar los conocimientos técnicos propios de tu carrera, y no sólo eso, es preponderante desarrollar habilidades humanísticas que complementen lo que has aprendido en la universidad, como por ejemplo: trabajo en equipo, comunicación, liderazgo, habilidad para solucionar problemas, manejo de conflictos, hablar en público, todas estas son competencias que no enseñan en la universidad.

El 58% de los profesionales cree que las empresas privilegian las competencias blandas al momento de contratar, de acuerdo a un estudio de la consultora Adecco Professional.

Una encuesta de Workforce Solutions Group, señala que más del 60% de los empleadores creen que los aspirantes a puestos de trabajo no saben comunicarse.

Un estudio de Adecco indica que el 60% de los empleadores piensa que los aspirantes carecen de habilidades interpersonales y que 1 de cada 5 empleadores no puede llenar algunas posiciones porque no encuentra candidatos con competencias blandas.

El Foro Económico Mundial publicó un informe titulado: “El futuro de los empleos y las competencias” en el que se detallan diferentes capacidades necesarias e importantes para los jóvenes, destacando las humanas.

Laureate, Manpower, LinkdIn, investigaron corporativos y directivos de Recursos Humanos las habilidades más deseadas y menos encontradas en un postulante y todos coinciden en que estas habilidades son las llamadas transversales o humanas. Concluyen que (para los reclutadores) es fácil encontrar a personas con conocimientos técnicos, pero es difícil encontrar quien tenga además “habilidades blandas”.

En la búsqueda de más información, encontramos diez industrias donde las habilidades blandas son menos comunes, éstas son:

Diseño gráfico

Audiovisual

Arquitectura

Música

Fotografía

Arte final

Ingeniería civil

Derecho

Entonces, ¿qué tienes que hacer joven y/o mujer para iniciar este camino en tu desarrollo?

Dedica el 1% de tu día en meter información nueva a tu mente que nutra a tu ser: podcasts, libros, audiolibros, etc…

Desarrolla habilidades humanistas. Son el futuro, HOY.

Trabaja por mejorar una de las 7 tendencias de este 2020:

Salud mental

Habilidad de concentración

Uso de la tecnología y la inteligencia artificial en tu profesión

Habilidad de ser “enseñable”

Valorar y administrar el tiempo

Compromiso con tu profesión y/o empresa

Cuidado del medio ambiente

Empieza lo antes posible a tener un plan B alternativo: desarrolla habilidades en emprendimientos pequeños, ventas, multinivel, etc…

Efócate en ti, refuerza tu autoconfianza y valía.

La educación es un arma poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. Esta frase de el legendario Nelson Mandela representa la importancia de la educación.

El aprendizaje es una habilidad también y hay que dominarla. Recuerda que la condición para el aprendizaje ocurra es la VOLUNTAD para ser alguien MEJOR.

Los próximos 20 y 21 de marzo estaré presentándome en la Feria de las Fresas, en Irapuato. El 20 en Conferencia de Empoderamiento Femenino y el 21 una Conferencia para jóvenes, Tu carrera después de la carrera, ambas a las 6 pm. ¡No se las pueden perder!

También les recuerdo que vamos a tener nuestro evento de aniversario en EL CANTORAL de la CDMX, el próximo 2 de abril, a las 10 am.

Para los primeros 50 cuentahabientes que se registren, les regalaremos un pase para asistir a nuestro 30 aniversario; el resto de los cuentahabientes que se registren recibirán el libro digital Alcanza tus sueños. https://elpoderdevender.heliosherrera.mx/publico?utm_source=publico

Cargando