CON MARTHA DEBAYLE

Claves para tener una pareja de 100

Aunque el “fast love”, esta de moda, el verdadero amor se cocina a fuego lento

Tere Díaz, psicoterapeuta, especialista en desarrollo personal y terapia de pareja.

El “fast love”, fácil y rápido, así como la “fast food”, está de moda. Es por eso que las parejas difícilmente duran más de lo que el enamoramiento les pueda dar.

El enamoramiento se puede dar en un “flechazo” pero el amor se cuece “a fuego lento”.

Construir un buen amor nos requiere de ciertas consideraciones. Quiero salirme de lugares comunes que además de ser obvios ya están muy documentados: la comunicación, el respeto, la confianza, la pasión. Sí, todo eso sí. Pero lo qué facilita un encuentro de 100 raramente nos lo dicen

Preguntas de prerrequisitos para el “propedéutico” imprescindible para hacer pareja.

¿Me conozco? El autoconocimiento te permite elegir mejor y también respetar tus necesidades, intereses y valores dentro de la relación, así como ponerlos al servicio del otro. Además el auto conocimiento te permite adecuar tus aspiraciones a tus posibilidades

¿Tengo una forma de ganarme la vida? Para abastecerme de los suficiente para vivir y ser menor vulnerable al control del otro y favorece la igualdad en las negociaciones. La independencia económica da margen de acción además de que suma recursos materiales a la relación. El amor no florece bien en la escasez.

¿Me siento con suficiente autonomía emocional? “No solo de pan vive el hombre”. La autonomía emocional en la capacidad de legitimar tus deseos, nuevos, necesidades, intereses, valores y los límites que necesitas con el otro sin tener que romper, distanciarte o cerrarte del todo. ¿Puedo decir no a mis padres? ¿Puedo expresar lo que necesito?

¿Mi vida tiene sentido? Un proyecto de vida personal que me tenga implicado y apasionado, en tanto que conozco mis pasiones y sueños, mis capacidades y aptitudes, da sentido a mi vida más allá de mi relación de pareja.

Claves para una relación de 100

Para eso necesitamos saber qué es una relación de 100!

Aporta paz.

Calmarte y auto contener ante la ansiedad que genera la aparición de ciertos problemas

Relaciones de no dominio, manipulación, violencia.

No abuso de sustancias.

Abre puertas.

Además de saber lo que pido lo que doy. En qué sumo y en que me suman. Qué llevo a la relación para hacerla crecer y qué obtengo de ella.

Qué cúmulo de experiencias he vivido y recursos de todo tipo dispongo para que los que nos aportamos sean peldaños para crecer.

Genera placer.

Desarrollar la capacidad de gozo desarrollada para no ser sufridor profesional

Saber dar y recibir placer de todo tipo.

La vida con el otro aumenta en disfrute.

Respeta los espacios y amistades individuales.

Tu y yo no somos uno mismo.

Si bien se comparte un proyecto común y espacios de convivencia, se abren otros de los cuales no formo parte.

Aporta madurez.

Tolerancia a la frustración y pospone la gratificación: Si esperas satisfacciones y placer constante no lograrás brincar los momentos ríspidos y las circunstancias de aridez que todo amor conlleva.

Flexibilidad: Esta te permite integrar las diferencias que el otro trae a la relación y modificar algo tuyo para bien de la pareja. Podemos cambiar algunas cosas pero hay diferencias irreductibles que se deben conocer y aceptar.

Domina algunas estrategias relacionales.

Capacidad de llegar a acuerdos: Los buenos amores son los que actualizan su relación. Las diferencias se aceptan y el manejo de las mismas se negocian a través de acuerdos temporales.

Técnicas de comunicación.

Despierta la ternura.

Inteligencia emocional.

Solo cierto enamoramiento, basado en la admiración, permite matizar la dura realidad y por tanto la capacidad de seguir asombrándose del otro.

Capacidad de transformar la agresión en afecto.

Es algo transgresora.

Crean un mundo que va contra corriente. No apegado al 100 a las reglas familiares ni sociales.

Tienes un tipo de complicidad que no pueden compartir con nadie, o con pocos.

El encuentro de dos personas lo suficientemente maduras a cargo de su vida.

Cargando