CON GABRIELA WARKENTIN, JAVIER RISCO Y SOPITAS

SOPITAS: La temperatura de los océanos en 2019, la más alta en la historia

De acuerdo con el texto publicado en la revista de rigor científico “Advances in Admospheric Science” urge frenar el cambio climático

¿Notaron que este invierno fue mucho más corto que el de otros años?

Pues este es solo el principio. No solo la atmósfera se ha vuelto más cálida, de acuerdo con un estudio realizado por 14 científicos de 11 institutos de todo el mundo, las temperaturas de los océanos registradas en 2019, son las más altas de las que se tiene registro en la historia de la humanidad. Desde luego, las implicaciones van mucho más allá de que cuando te metas al mar, puedas disfrutar de agua calientita.

De acuerdo con el texto publicado en la revista de rigor científico “Advances in Admospheric Science” urge frenar el cambio climático, pues para estas alturas, los océanos del planeta han absorbido el calor equivalente a la explosión de 3.6 millones de bombas del tamaño de la de Hiroshima.

Pero no solo es eso, las altas temperaturas que rompen récord anualmente, hacen que esta sea la década más cálida en toda la historia, lo que significa que el calentamiento global no solo está aumentando dramáticamente, sino que también, se está acelerando a pasos agigantados.

Según los científicos, el calor extremo que se siente en la atmósfera y la tierra, es un juego de niños a comparación de lo que han absorbido los mares desde la década de los 70’s. ¡Una verdadera catástrofe!

>SOPITAS: Estos serán los empleos más demandados durante el 2020

Con estas temperaturas, los principales afectados es la fauna y flora marina. La disminución del PH del océano provoca un cambio en su composición química que tiene consecuencias directas sobre el crecimiento y reproducción de ciertas especies. De facto, el calentamiento de las aguas está provocando que algunas especies de hábitat de aguas frías se desplacen desde el sur hacia los polos, causando alteraciones en los patrones generales de migración.

Además, las altas temperaturas, provocan que los sedimentos se estanquen con las aguas turbias y aguas contaminadas, en lugar de moverse con las corrientes para convertirse en nutrientes, pero algunos dirán, ¡¿y es a nosotros qué nos afecta?! Pues bueno, los glaciares se están derritiendo rápidamente creando el aumento del nivel mar y con ello la desaparición del hábitat natural de ciertos animales, alterando así la cadena alimenticia, y eso incluye la humana.

Por si fuera poco, la temperatura de los mares, altera también el ciclo del agua, lo que está relacionado con los niveles de lluvias atípicas, tormentas, inundaciones y por supuesto, las prolongadas sequías que muchas veces pueden provocar incendios, como el que estamos viendo en Australia.

Cargando