CON MARTHA DEBAYLE

Todo sobre los billetes y monedas en México

Todo sobre cómo se hacen los billetes y monedas en México, quién decide qué imagen va a representar un billete, cuántos se hacen al día y más

En cabina con Alejandro Alegre, Director de Emisión de Banxico (banxico.org.mx // TW:@Banxico // YouTube: Banco de México).

Todos los billetes se fabrican en México

Actualmente están circulando en México 1.05 billones de pesos en valor del dinero que está en manos del público y en las cajas de los bancos.

El billete de 20 pesos es el más utilizado

Los billetes de 20 y 50 pesos son de plástico

Los de 100, 200, 500 y 1,000 pesos de algodón, y que el costo de fabricar un billete en promedio es menor a un peso.

En 2014 se detectaron 65 piezas falsas por cada millón de billetes que hay en circulación, de todas las denominaciones.

Banxico tiene seis billetes de diferente denominación. Los de 100, 200, 500 y 1,000 pesos.

Los billetes aunque estén rotos o incompletos, tienen valor salvo en tres casos: que tangan leyendas políticas, comerciales o religiosas.

Los billetes se cambian por tres razones básicas: por seguridad, para dotarlos cada vez más de mayores elementos que permitan inhibir la falsificación; por cuestiones de durabilidad.

En el caso específico del billete de 20 pesos, ya se tiene contemplado que salga de circulación y en su lugar imprimir una moneda, pero la decisión será tomada por temas de costo-beneficio, al ser la denominación más utilizada.

¿Qué onda con los billetes en México?

Los billetes mexicanos se hacen en la Fábrica de Billetes de Banco de México.

El Banco también ordena la acuñación de las monedas mexicanas a la Casa de Moneda de México y pone a ambos en circulación por todo el país.

La Casa de Moneda de México es una institución del Gobierno Federal que depende de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El proceso

Se debe conocer con anticipación la cantidad de billetes y monedas.

Para ello, el Banco de México toma en cuenta las denominaciones que se requieren en todo el país, la cantidad de billetes y monedas que el público prefiere usar en lugar de otros medios de pago (cheques, tarjetas de débito, etc.), los costos de fabricación, y la cantidad de billetes que deben ser reemplazados.

En el caso de las monedas, también resulta importante considerar el costo de los metales que se utilizan.

La información sobre la cantidad de billetes y monedas que se pondrán a circular cada año, se da a conocer oportunamente tanto a la Fábrica de Billetes del Banco de México como a la Casa de Moneda de México para que programen sus actividades.

El Banco de México distribuye los billetes y monedas a lo largo del país a través de oficinas propias y de algunos bancos comerciales.

De igual forma, el retiro de los billetes y monedas de la circulación se realiza bajo el mismo esquema. Con dicho retiro, se cierra su ciclo de vida.

Billetes

El Banco de México debe dificultar que los billetes puedan ser falsificados.

En la fabricación de cualquier billete, se requieren equipos, materiales y técnicas sofisticados que no se encuentran en imprentas comerciales.

Además, sólo es posible producir billetes por especialistas y sólo es conveniente hacerlo en forma industrial.

Los elementos de seguridad son las características de un billete que dificultan su falsificación.

Ciclo de vida de un billete

Diseño

El diseño de un billete inicia con la selección de su tema principal.

Personal especializado realiza una profunda investigación acerca de imágenes, obras de arte, vida y obra de personajes notables, monumentos, sitios geográficos, entre otros.

Esta investigación incluye la revisión de documentos históricos, la consulta de la bibliografía relevante, la visita a zonas arqueológicas y museos, así como la asesoría de especialistas.

A partir de esta investigación, se eligen las imágenes y elementos del futuro billete.

Se desarrollan varias propuestas gráficas que consideran la protección contra falsificaciones y la facilidad para identificar el valor y manipular el nuevo billete.

Las distintas propuestas de diseño se presentan a la Junta de Gobierno de Banco de México para que apruebe el definitivo.

Materias primas

Una vez aprobado el diseño, se eligen las materias primas.

Actualmente, las materias primas que se usan son el sustrato, material en el que se hacen los billetes, y las tintas de seguridad.

El sustrato puede ser de papel de algodón o polímero.

El sustrato debe cumplir con ciertas características de seguridad determinadas por el Banco de México, como por ejemplo, la marca de agua, los hilos de seguridad, las fibrillas y la ventana transparente.

Las tintas incluyen elementos de seguridad como magnetismo, fluorescencia y cambio de color.

Las tintas son especialmente elaboradas para obtener la más alta calidad de impresión y resistencia. Al igual que sucede con el sustrato, las tintas también deben superar varias pruebas de control de calidad como las de tiempo de secado, viscosidad y resistencia al frote. Con esta última prueba, se busca comprobar que las tintas no se desprendan fácilmente.

Para verificar la calidad tanto del sustrato como de las tintas, se usa la prueba de resistencia a solventes comunes.

Impresión

El proceso de impresión es de cuatro etapas:

Impresión de los fondos

Impresión de los grabados

La numeración del billete

Su recubrimiento.

Cada una de ellas cuenta con un estricto control de calidad para asegurar una correcta impresión de los billetes.

Cargando