CON GABRIELA WARKENTIN, JAVIER RISCO Y SOPITAS

SOPITAS: Una nueva era de oro se inicia en el basquetbol mundial

Lograron repetir la hazaña conseguida hace 13 años en Japón, tras dominar a la selección de Argentina con un marcador de 97 a 75

Y aunque a primera vista mucho se podría decir del rotundo fracaso del ‘Dream Team’, la realidad es que no podemos ignorar ni menos preciar lo logrado por las selecciones de Francia, Argentina y por supuesto España, que ayer se coronó por segunda vez en su historia, en el mundial de baloncesto que se disputó en Pekin.

Si, hablamos del mismo equipo español que partió como víctima, en medio de un proceso de renovación, pero que de la mano de Marc Gasol y Ricky Rubio

Lograron repetir la hazaña conseguida hace 13 años en Japón, tras dominar a la selección de Argentina con un marcador de 97 a 75.

Es el segundo título mundial de España, bautizado como el mejor oro de todos los tiempos. El más complicado e inesperado, logrado por un equipo que su misión era clasificar a los Olímpicos de Tokyo y que con fé, corazón, orgullo y constancia demostró que el trabajo colectivo suele superar al talento individual al que sucumbieron las figuras de los Estados Unidos.

Por su parte, Argentina también merece cierto reconocimiento, pues nadie apostaba a que los sudamericanos pudieran llegar a cuartos, pero en el camino, la albiceleste doblegó a favoritos como Serbia y Francia.

Sin embargo, la selección española parecía destinada para hacer historia, con un Rudy Fernandez que dedicó el torneo a su abuelo fallecido durante el verano, en tanto que Ricky Rubio nombrado el jugador más valioso del mundial, encontró la inspiración y la fuerza en la memoria de su madre, quién falleció víctima de cáncer hace algunos meses.

Por su lado, Marc Gasol logró convertirse en el primer jugador no estadounidense capaz de ganar el título mundial y el campeonato de la NBA en el mismo año.

Así, España regresa a un paraíso inesperado tras rematar el torneo perfecto.

Cargando