Divorcio ¿qué debo saber sobre los bienes separados en México?

El divorcio es difícil y más saber cómo se dividen los bienes separados que se tienen bajo el matrimonio ¡Conoce el proceso para que sea justo!

Ciudad de México
México

En un proceso de divorcio es probable que tengas dudas acerca de los bienes separados y bienes conjuntos que adquirieron como pareja, estos deben dividirse entre los individuos del matrimonio que finaliza.

Para ello contamos con la presencia en cabina del maestro Miguel Jiménez Hernández, director de Prenup Contratos Prenupciales, pueden contactarlo en:

¿Los bienes separados se convierten en bienes matrimoniales?

A veces, los bienes separados se convierten en bienes matrimoniales, es decir, los bienes separados pueden aumentar en valor durante el matrimonio por algo que hizo alguno de los cónyuges.

Por ejemplo:

a) Antes del matrimonio: Tu cónyuge fue propietario de un hogar

b) Durante el matrimonio: Uno de los dos hizo arreglos en el hogar que aumentaron el valor de la propiedad, transformándolo en un bien matrimonial.

Otra forma en que los bienes separados se convierten en bienes matrimoniales, es usar esos bienes para propósitos matrimoniales o si se abre una cuenta bancaria en conjunto.

Ejemplos:

  1. Si transfirió dinero heredado a una cuenta bancaria en conjunto con su cónyuge, ese dinero se convierte en un bien matrimonial.
  2. Si usó el dinero que le dejaron sus padres para pagar la hipoteca de un hogar matrimonial, ese regalo se convirtió en un bien matrimonial.

Algunas problemáticas ante la situación de desconfianza y llegado el divorcio en una pareja que se presentan constantemente y que van a depender del asesoramiento previo pueden generar malas prácticas o situaciones que dejan en desamparo a alguno de los esposos, o bien a los hijos.

Por ejemplo:

a) El esposo es profesionista independiente o dueño de su propio negocio y esconde sus ingresos para no dar pensión alimenticia. Y con la posibilidad de reclamar pensión a quien sí tiene ingresos comprobables.

b) Recuperar lo que se invirtió sobre el predio del otro cónyuge.

c) Dividir la sociedad conyugal sin que sea gravoso para solo uno de los cónyuges.

d) Lo corren del hogar y no le dejan recuperar sus cosas.

e) Casados en sociedad conyugal, uno se queda con todas las deudas y el otro retiene los bienes que se adquirieron con las deudas.

f) Retener documentación oficial personal como: pasaporte, escrituras, facturas, etcétera.

g) Se dejan de pagar los gastos de los hijos y generan bajas en escuela o imposibilidad para afrontar los gastos del día a día.

Recomendaciones

Las recomendaciones para cada problemática dependen de la situación que se haya vivido.

Identificar todos Tus activos y aclarar lo que es tuyo suyo

El primer paso es identificar sus activos. Antes de proceder con cualquier otra cosa, lo que necesitas saber es la cantidad de dinero que tienes y dónde lo tienes. Aclarar lo que está a tu nombre y lo que pertenece a tu cónyuge, incluyendo hipotecas, cuentas bancarias, inversiones y cualquier otro tipo de activo.

Obtener copias de todos sus estados financieros

A partir de ahora, haz todo por escrito. Todo. Si bien el tribunal puede no preocuparse por la prueba de la relación de tu cónyuge, se preocuparán por las pruebas de sus activos, por lo que es muy importante empezar a recopilar toda la documentación que le sea posible.

Ten cuidado de no depender de las copias electrónicas, es recomendable, imprimir todo.

Esto incluye los estados de cuenta bancarios, declaraciones de impuestos y los documentos financieros que hubierais firmado en los últimos años.

Fijar unos activos líquidos

Si hay una cuenta conjunta, en realidad se puede configurar una cuenta a tu nombre y mover cierta cantidad de activos.

No canceles la cuenta, pero checa tener recursos suficientes para cubrir tus cuentas hasta que comience el proceso.

¿Qué hacer con la hipoteca?

Uno de los mayores problemas en el proceso de divorcio es cuando se está viviendo en una casa con la hipoteca aún vigente. Hay muchas opciones para remediar esta incidencia en la pareja. Una de ellas es que uno de sus integrantes se quede con el inmueble tras llegar a un acuerdo con la otra parte. Otra, llegar a acuerdos de compensación para salir menos perjudicados de esta actuación. Pero, en cualquier caso, requieren de una voluntad decidida por parte de los dos.

El escenario más favorable es la venta de la casa hipotecada de la forma más rápida posible, si es posible con un buen precio en la operación y, por supuesto, cancelar el crédito hipotecario.

ERRORES

Mantener conversaciones paralelas. Tu abogado debe ser el único interlocutor

No dar toda la información al abogado.

Manipular a los hijos para conseguir tus propósitos.

Poner falsas denuncias de violencia de género.

No mantener la cabeza fría.

Encargar el divorcio a un abogado de la familia.

Pretender que el abogado sea tu altavoz

Querer el enfrentamiento entre abogados. Muy a menudo los cónyuges piensan que un abogado de familia cuando más agresivo sea, mejor defenderá sus intereses, y ésta es una idea totalmente equivocada y contraproducente. Mediante la negociación y el diálogo se consiguen mejores resultados.

El Divorcio en Cifras

Para darnos una idea con el panorama actual sobre el divorcio, según el INEGI, en años recientes los mexicanos tienden a casarse menos y a divorciarse más.

En los últimos 5 años, la cantidad de divorcios aumentó un 48%. O sea, 28 de cada 100 matrimonios terminan en divorcio.

5 de cada 10 matrimonios solicitan el divorcio voluntariamente

2 de cada 3 divorcios en México son iniciados por mujeres

Según los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), 58.1% de la población de 15 y más años se encuentra unida, mientras que el 31.4% es soltera y el 10.5% está separada, divorciada o viuda.

La edad promedio para divorciarse en a los 37 años de la mujer y 41 años, para los hombres.

Según el Instituto de Educación de la Universidad de Londres, la edad más difícil para atravesar un divorcio es entre los 7 y 14 años.

Cargando