CON MARTHA DEBAYLE

¿Qué está pasando en la Amazonía?

Desde hace 16 días, la región Amazónica está siendo consumida por más de 70 mil incendios forestales que llevan más de una semana

En cabina con Cynthia Menéndez, coordinadora de Ciudades Sustentables de WWF México. Experta en cambio climático. Tiene más de 7 años de experiencia en proyectos de desarrollo sustentable y cambio climático en México y otras ciudades de Latinoamérica. Ingeniera Bioquímica de la UAM-Iztapalapa (wwf.org.mx // TW:@WWF_Mexico).

¿Qué está pasando?

La región Amazónica está siendo consumida por más de 70 mil incendios forestales que llevan más de una semana.

Algunos estados en Brasil han declarado emergencia por los siniestros que afectan a la selva más grande del mundo.

La Amazonía es la selva tropical y el sistema fluvial más grande del mundo, además, es el lugar con mayor diversidad biológica del mundo

¿Cómo ayudar?

Puedes hacer un donativo a WWF Brasil directamente en su página de internet somosamazonia.wwf.org.br/es/

En tu día a día, NO consumas productos provenientes de Brasil o la Amazonia que no estén certificados como sustentables.

Pronunciarte a través de redes sociales sirve para esparcir esperanza y generar empatía. Juntos podemos hacer presión para que las autoridades correspondientes tomen acción. Utiliza los hashtags #CrisisClimática #PrayForAmazonia

Esto es lo que sabemos de los incendios:

Hasta este miércoles, se reportaron 72 mil 843 incendios forestales en el Amazonas, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (INPE, por sus siglas en portugués).

Como comparativo, la cifra representa un aumento de 83% de los incendios registrados en el mismo periodo de 2018.

Algunos estados en Brasil se han declarado en emergencia.

El peligro que está enfrentando no es algo nuevo, de hecho desde el año 2000, las lluvias en esta región han disminuido hasta un 69% y WWF estima que para el 2030, el 27% de este territorio se quede sin árboles si su tasa de deforestación continúa.

En el caso de Mato Grosso y Pará, entidades que han extendido sus actividades agrícolas hacia el río Amazonas, el problema ha empeorado.

El humo de los siniestros, que se combinó con un frente frío, oscureció el cielo de la ciudad de Sao Paulo en la tarde del lunes, señalaron algunos investigadores.

El hashtag #PrayforAmazonia ha dominado las redes sociales en Brasil en los últimos días.

“Muchas partes del país habían pasado de tres a seis meses sin lluvia, pero también hay muchos incendios causados por personas que limpian pastos y plantan soya”, dijo Celso Oliveira, meteorólogo de Somar Meteorologia en Sao Paulo.

Se espera que el clima en la zona no cambie, lo que se suma a que esta temporada ha sido más seca de lo normal en Brasil y las lluvias inician hasta diciembre.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, llegó a sugerir que detrás de estos siniestros están Organizaciones No Gubernamentales (ONG). Bolsonaro dijo que Brasil no necesita la ayuda extranjera y le recomendó a Noruega que “tomara el dinero” y ayudara a la canciller Angela Merkel a “reforestar Alemania”. Sin embargo, los gobernadores de los estados de la Amazonía han criticado los comentarios de Bolsonaro y destacaron la importancia de la ayuda extranjera en la región.

La Amazonia y por qué nos debe preocupar a todos

Es una región que abarca ocho países: Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam y la Guayana Francesa.

Es el bosque tropical más grande del mundo.

Tiene una superficie de 5.5 millones de kilómetros cuadrados

Es considerado un tesoro ecológico que ha sido amenazado por la creciente deforestación y los incendios forestales.

Tiene una de cada diez especies conocidas en la Tierra

1.4 billones de acres de densos bosques, la mitad de los bosques tropicales restantes del planeta

4,100 millas de ríos

2.6 millones de millas cuadradas en la cuenca del Amazonas, alrededor del 40 por ciento de América del Sur

Santuario de la biodiversidad

La cuenca del Amazonas, abarca 7.4 millones de kilómetros cuadrados, cubre casi el 40% de América Latina

Se extiende por nueve países: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana Francesa, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela. Alrededor del 60% está en Brasil.

2.1 millones de kilómetros cuadrados son zonas protegidas, tiene un santuario de biodiversidad único en el mundo.

Una cuarta parte de las especies de la Tierra se encuentran ahí, es decir

30,000 tipos de plantas

2,500 especies de peces

1,500 de aves

500 de mamíferos

550 de reptiles

2.5 millones de insectos, según la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA).

En los últimos 20 años, se han descubierto 2.200 nuevas especies de plantas y vertebrados.

Pulmones de la tierra

Tiene un tercio de los bosques primarios del mundo y, a través del río Amazonas y sus afluentes, da el 20% del agua dulce no congelada de la Tierra.

El Amazonas es el río más grande del mundo y, según algunas versiones desde que se realizó una nueva investigación en 2007, es también el más largo, con una extensión de hasta 6,900 kilómetros.

El bosque es un sumidero de carbono, absorbe más CO2 del que emite y libera oxígeno, además de almacenar de 90,000 a 140,000 millones de toneladas de CO2, lo que ayuda a regular el calentamiento global, según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Pero la deforestación está reduciendo esta capacidad de absorción de CO2.

420 tribus

La Amazonia ha estado habitada durante al menos 11,000 años y hoy tiene 34 millones de personas, de las cuales dos tercios viven en ciudades.

Casi tres millones son indios que integran unas 420 tribus diferentes, de las cuales alrededor de 60 viven en total aislamiento. Los indios del Amazonas hablan 86 lenguas y 650 dialectos.

La tribu amazónica más grande es la Tikuna, tiene unos 40,000 miembros que viven en Brasil, Perú y Colombia, según la organización Survival International.

El jefe indio brasileño de la tribu Kayapo, Raoni Metuktire, es el principal activista en la campaña contra la deforestación en el Amazonas y ha viajado por el mundo durante tres décadas pidiendo la preservación del bosque y su población indígena.

Manaos, la ‘capital’ amazónica

Manaos es la capital del estado de Amazonas (norte), la más grande de Brasil y abarca 1.5 millones de km2.

Manaos tiene una población de 1.8 millones de habitantes.

Manaos ahora vive principalmente de su sector industrial, importando repuestos e insumos y exportando productos finales, especialmente equipos electrónicos.

Después de Sao Paulo y Río de Janeiro, Manaos es el tercer centro económico principal de Brasil.

Deforestación masiva

Según el WWF, casi el 20% de la selva amazónica ha desaparecido en el último medio siglo, y esto se está acelerando.

Desde que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, asumió el poder a principios de 2019, la tasa de deforestación medida en julio fue casi cuatro veces mayor que el año anterior, según un sistema satelital conocido como DETER, que es utilizado por el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE).

Según el INPE, que rastrea la tala de la selva tropical, alrededor de 2.254 km2 de la selva amazónica fueron cortados en julio, un aumento del 278% respecto al año anterior.

Las principales causas de la deforestación son la producción de soja y ganadería, la construcción de represas hidroeléctricas y carreteras, la industria minera y los incendios forestales.

Además de su rica biodiversidad, la Amazonia es rica en recursos minerales como oro, cobre, tantalio, mineral de hierro, níquel y manganeso.

Sectores de la floresta ahora están siendo devoradas por los incendios.

Las cifras del INPE muestran que se registraron cerca de 73 mil incendios forestales en Brasil entre enero y agosto, la cifra más alta en cualquier año desde 2013. La mayoría de ellos se registraron en el Amazonas.

Eso es de alto impacto si se compara con los 39.759 registrados en todo 2018.

Cargando