CON MARTHA DEBAYLE

¿Estás en una relación que duele?

¿Sienten que suben y bajan en la montaña rusa de las emociones pero tienen demasiado miedo o eres demasiado adict@ para alejarte?

En cabina con Aura Medina De Wit, Psicoterapeuta, instructora de meditación y autora de los libros: “¿Amor o codependencia?”, “Lo que ellos dicen de ellas”, el más reciente “Crea el espacio para el amor” (TW: @AuraMedinaW).

Estás enamorad@ de una persona que rompe tu corazón, que te aplasta, te hace sentir no amada, no deseada? ¿Subes y bajas en en la montaña rusa de las emociones pero tienes demasiado miedo o eres demasiado adict@ a esta persona para alejarte?

Es muy posible que estés en una relación muy tóxica, y quizá incluso tú estés dispuest@ a cambiar pero resulta que la otra persona no, y no sabes siquiera si esta persona es realmente tóxica o simplemente es una “buena” persona que hay que rescatar de sus propios demonios.

Nos confundimos con sus conductas

Un día es intens@, super romántic@, te dice cosas bonitas y luego por días y semanas incluso te ignora.

Habla de todas las cosas maravillosas que le encantaría hacer contigo, tú te crees que realmente hay un futuro en esta relación, pero luego le entra como “amnesia” y nada cambia, sigue desapareciendo e ignorando tus mensajes.

A veces hace algo que te llena de esperanza, y te convences a ti mism@ que incluso piensas que quizá no haya nada mejor afuera.

Y te quedas allí, atorad@, esperando, esperando. Cada día más perdid@ de ti mism@. Te obsesionas con la persona, no puedes relajarte ni pensar en nada que no sea él/ella.

Intentas “cambiar”, ser la persona que crees que él/ella quiere, siempre esperando que así se enamore de ti, puede que incluso te culpes y pienses que simplemente no sabes cómo manejar la situación para que las cosas estén bien.

El amor NO DEBE SENTIRSE ASI…

El problema es que cuando nos enfrentamos con una persona con características tóxicas, inmediatamente intentamos entender cómo podemos cambiarlo y convertirlo en una mejor versión de persona, en vez de simplemente alejarnos.

¿POR QUÉ ES TAN DIFICIL ALEAJARTE DE UNA PERSONA TOXICA?

Las personas tóxicas tienen también cualidades positivas que pueden ser muy atractivas. Y ésta es una de las grandes razones por las cuales no deseas alejarte y prefieres quedarte e insistir.

Algunas de estas cualidades son tan poderosas, tan adictivas, que es como si no pudieras resistirte. Puede que esta persona sea extremadamente romántica, apasionada, sabe cómo decirte esas cosas que quieres oír, y te hace sentir taaaan especial. Esto te hace sentirte taan amada y deseada, hasta que se aleja de nuevo.

Si eres como la mayoría de las personas que están en una relación dificil, sabes perfectamente que muchas veces inventas excusas para ese hombre o mujer: Les dices a tu familia, amigos que no es una mala persona, que simplemente está pasando por un mal momento (que puede que esté durando años).

Intentas convencerl@ que cambie sus conductas, te culpas por las cosas que están mal en la relación, y muchas veces la otra persona te culpa también.

Llegas al punto de sentirte avergonzada de contarle a otros como se porta contigo, y de saber que no puedes alejarte de esa relación aunque te esté rompiendo el corazón.

Vamos a decirlo una vez más: EL AMOR NO ES ASI, EL AMOR NO TE LASTIMA DE ESTA FORMA.

Y como el primer paso para solucionar esto es que realmente te atrevas a ser honest@ contigo, y que reconozcas que estás en una relación de maltrato, de abuso, de desamor: una relación tóxica.

Ahí te van algunos puntos que pueden ayudarte a abrir los ojos:

Le molesta que pases tiempo con tus amigos o familiares.

Controla tus gastos personales, lleva un control innecesario sobre tus cuentas bancarias, o te pide explicaciones sobre tus facturas.

Investiga tus redes sociales y tu teléfono móvil. No respeta tu privacidad.

Pregunta constantemente por tus horarios y te planifica la vida sin pedirte opinión.

Cuando te hace un favor, exige que le compenses inmediatamente.

Te menosprecia y te da a entender que sin él/ella no serías nadie ni podrías seguir adelante.

En reuniones familiares o con amigos, evitas emitir tu opinión sobre algo por miedo a que vuelva a reprenderte o a cuestionarte.

Es habitual que use el chantaje emocional contigo: si no haces lo que él/ella quiere, se enfada.

Notas que cada vez que pasas tiempo con alguien del sexo opuesto, tu pareja se molesta en exceso y se pone celoso, obligándote a no ver más a esa persona.

Te trata con un exceso de paternalismo y sobreprotección.

Actitudes de falta de respeto y conflicto

Se mete con tu forma de vestir, intenta influir de malas maneras para que cambies tu estilo, etcétera

Le resta importancia a tus logros, a tus cualidades

Minimiza los problemas y te culpa por siempre quejarte de todo.

En caso de discusión, eres la persona que siempre cede porque si no lo haces es posible que te ignore por días.

Te culpa de sus problemas tanto personales como laborales.

Siempre está recordándote todos los fallos y errores que cometiste en el pasado.

Has dejado de contarle los problemas de pareja a tus familiares, amigos y allegados porque sabes que si él/ella se entera, montaría en cólera.

Evitas explicarle los problemas o hablar sobre ciertos temas con él/ella porque sabes que se lo tomaría mal.

Se dirige a ti con exigencias y malos modos muy frecuentemente

Toma decisiones que afectan a ambos sin pedir tu opinión, e incluso sin informarte.

Actitudes tóxicas en el ámbito sexual

Notas que mantienes relaciones sexuales con él/ella a pesar de que no tienes muchas ganas, solo por complacer sus deseos o para evitar que se enfade.

Te chantajea o exige que realicen prácticas sexuales que no te gustan.

Te compara con otras parejas sexuales de su pasado.

Cómo romper los patrones tóxicos de tu forma de relacionarte.

Para que experimentes el amor y el apoyo, siempre. Si, necesitamos cambiar algo en la forma en que aceptamos estas relaciones. Encontrar el camino de regreso a nosotr@s, a esas personas únicas, felices que podemos ser.

Necesitamos poner la energía en nosotr@s, en nuestro trabajo personal en vez de perdernos en la otra persona. Empezar a reconocer que no somos “uno solo”, que tenemos nuestra individualidad, nuestro propio ser y que no dependemos de esa otra persona para estar bien.

Dejar de tratar el síntoma. Te ves cómo alguien adicto a esta otra persona. Te sientes muy mal cuando las cosas no van como deseas, pero lo bueno es tan bueno que aguantas todo lo demás, no puedes evitarlo. Te convences que eso es amor y simplemente no puedes irte.

Entonces intentas “arreglar” lo que está mal en la relación, estas intentando curar el síntoma. SI te ignora, te trata mal, desaparece, creas todo tipo de excusas y sigues intentando arreglar. Y cuando solo te enfocas en esas cualidades negativas y en tratar de arreglar lo que está mal en el momento y no ves la relación en su totalidad, es como si quisieras curar una infección muy grande con una curita.

Deja de tratar de cambiar a la otra persona. Enfócate en TI:

Trabaja con lo que realmente está causando todo esto: tu baja autoestima, tu falta de respeto hacia tu persona. Busca ayuda para encontrar y sanar las verdaderas causas de estos patrones de relaciones tóxicas. No te preocupes en cómo alejarte, cómo arreglar la relación, cómo hacer que te quiera… ocúpate en tu persona, en tu bienestar. Regresa a ti, a tu fuerza, a tu centro, a quien tú realmente eres.

No lo hagas como una estrategia más para que la otra persona cambie y finalmente te ame como tú quieres que te ame.., eso no funciona, tienes que tener un verdadero compromiso hacia ti y tu sanación.. poco a poco irás aprendiendo que ese amor que tanto has buscado, al grado de mendigarlo, afuera de ti, está adentro y es una fuente inagotable de auto respeto.

Cargando