CON MELISSA MOCHULSKE

A mi manera: ¿Cómo llegó la cerveza a México?

Al principio, la cerveza no fue bien recibida por los locales, pues nuestros antepasados estaban acostumbrados a otras bebidas

Tras la conquista española, en 1542 el emperador Carlos V concedió un permiso para construir un establecimiento cervecero, con la condición de que la Corona recibiera un tercio de las ganancias. Y es que imagínense ustedes a tanto extranjero en la Nueva España sin cerveza… No se deban abasto con la demanda y tenían que esperar meses hasta que llegaran los buques con barriles de cerveza al país.

Al principio, la cerveza no fue bien recibida por los locales, pues nuestros antepasados estaban acostumbrados a otras bebidas como el pulque de maíz, el aguardiente y el vino de caña. Además, francamente a ellos les resultaba carísima la cerveza.

En la época colonial y posteriormente en la Independencia de México, el consumo de cerveza empezó a repuntar, por lo que empezaron a surgir nuevos fabricantes como el inglés Justin Tuallion quien elaboró oficialmente la primera cerveza del México Independiente y la más popular en ese entonces, llamada: «del Hospicio de Pobres». Imagínense lo triste que sería hoy tomarse una nada festiva “del hospicio de los pobres” bien tibia como nos las quieren vender…

El verdadero boom de nuestra cerveza vino con el establecimiento de la red ferroviaria en México marcó el inicio de la historia moderna de la industria cervecera a finales del siglo 19, pues se importó maquinaria y malta de Estados Unidos, se instalaron fábricas de hielo y hubo por fin un importante crecimiento del mercado.

La llegada del ferrocarril obligó a los industriales mexicanos a competir con las cervezas norteamericanas, que tenían la capacidad para llegar a los mercados del interior del país de manera masiva, fue así como para 1918, había 36 fábricas de cerveza registradas en México.

Hoy en día, una de las actividades económicas más importantes de nuestro país es la producción e exportación de cerveza. Con mucho orgullo podemos decir que somos el cuarto lugar en producción mundial, y el primero en exportación.

Soy Melissa Mochulske y ésta fue la historia de la cerveza en México, a mí manera en WRadio.

Cargando