CON MELISSA MOCHULSKE

A mi manera: El origen del parachute acapulqueño

Se puede hacer solo o con un acompañante, tiene una duración de entre 7 y 10 minutos y el precio oscila entre 350 y 400 pesos

En la década de los años cincuenta, los ojos del mundo estaban puestos en Acapulco gracias a que personajes de la talla de Elvis Presley, Robert y Jackie Kennedy, Rita Hayworth y hasta la super estrella de Hollywood Elizabeth Taylor (quien de hecho, celebró uno de sus 8 matrimonios ahí), encontraban en nuestra bahía un paraíso “glorioso” como alguna vez lo dijo Debbie Reynolds.

Pero el verdadero boom turístico fue cuando Elvis Presley filmó “Diversión en Acapulco” en ese momento la locura turística simplemente se desató y una orda de visitantes de todo el mundo aterrizó en estas paradisíacas playas.

En ese momento, los acapulqueños encontraron la oportunidad perfecta de ofrecer un nuevo servicio para poder tener una vista panorámica de la bahía desde los aires: el parachute. Si usted cree que en algún momento se le llamó “paracaídas” para los locales o que se pronunció correctamente “parashoot” (como se dice paracaídas en inglés) está equivocado. Fue, es y será, el parachute.

El paseo en parachute consiste en una lancha que lleva el control de todo y jala el cordón de un paracaídas a una velocidad de 60 kilómetros por hora para aquellos que son primerizos, pero para los amantes de la adrenalina, la lancha puede ir hasta a 120 kilómetros por hora.

El paseo en parachute se puede hacer solo o con un acompañante y tiene una duración de entre 7 y 10 minutos y el precio oscila entre 350 y 400 pesos.

Dado que el despegue (a diferencia de otros lugares) es desde la arena, sin falla alguna, vas a encontrar parachutes principalmente en la playa Condesa ubicada en la zona dorada de la costera Miguel Alemán, ahí van a poder encontrar varios proveedores del servicio que seguramente querrán ofrecerles el combo “banana, jet y parachute” por 1000 pesitos.

Soy Melissa Mochulske y ésta fue la historia sobre origen del parachute, a mí manera en WRadio.

Cargando