CON GABRIELA WARKENTIN, JAVIER RISCO Y SOPITAS

SOPITAS: Sentencian a cadena perpetua a Joaquín Guzmán Loera "El Chapo"

Conoce quienes serían sus compañeros en la cárcel de la que nadie ha escapado

El juez Brian Cogan sentenció a cadena perpetua más 30 años, a Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, mejor conocido como el Chapo, quién deberá cumplir su condena en la temida prisión de ADX Florence, conocida como la Super Max.

Una fortaleza a prueba de escapes, en donde los reclusos pasan veintitrés horas al día dentro de sus celda, en donde lo único que escuchan, son sus propios pensamientos, pues el contacto con otras personas es mínimo y desde la ventana de apenas 10 centímetros de ancho por 90 de alto, los condenados pueden apreciar la nada en el horizonte, pues la prisión fue construida en medio del desierto, donde no hay absolutamente nada a varios kilómetros a la redonda.

Inaugurado en 1994, el ADX Florence, alberga a más de 400 de los reclusos más violentos, disruptivos y propensos a escapar de la Oficina Federal de Prisiones, por lo que el Chapo estará recluido en un régimen de constante vigilancia a través de circuito cerrado, y si se preguntan, en 25 años de existencia, nunca se ha fugado un solo prisionero de esta cárcel.

Entre los nuevos vecinos del Chapo, destacan Ted Kaczynski, mejor conocido como el "Unabomber", que llevó a cabo una serie de ataques con bombas, entre 1978 y 1995.

Las celdas están construidas de hormigón, incluida la cama, en tanto que las paredes sólidas evitan que los prisioneros puedan ver otras celdas o tener contacto directo con otros reclusos.

Según un reporte del New York Times, cada prisionero puede gastar 285 dólares al mes en el comisariado, donde las rebanadas de peperoni cuestan 2.5 centavos dólares y se pueden comprar Cheetos y otras botanas por casi 1,90 dólares.

En esta misma cárcel, se encuentra recluido Eric Rudolph, responsable del acto terrorista ocurrido durante los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996, y Dzhokhar Tsarnaev, quien detonó una de las bomba en el Maratón de Boston.

Sin embargo, las condiciones en que viven los presos de la ADX Florence ha generado preocupación entre los organismos de derechos humanos y Amnistía Internacional ha dicho que esta carcel "viola los tratados internacionales", al suprimir los derechos humanos de los presos, que debido al aislamiento y la falta de interacción social, suelen presentar diversos trastornos mentales.

Desde que ADX abrió en 1994, al menos seis presos se han suicidado.

Cargando