CON MARTHA DEBAYLE

¿Cuál es el panorama del Sistema de Ahorro para el retiro?

Les vamos a decir, en qué se invierten los recursos de su afore y qué onda con los rendimientos

Abraham E. Vela Dib, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (TW: @CONSAR_mx // gob.mx/consar).

El ahorro en una AFORE: ¿suficiente o insuficiente?

Más de 30 millones de mexicanos de la denominada “Generación AFORE” ahorran para obtener una pensión a través del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR).

El ahorro que cada trabajador realice durante su vida laboral se deposita en una cuenta individual en una AFORE.

Al cumplir los requisitos para pensionarse (65 años y 1,250 semanas de cotización para los trabajadores afiliados al IMSS), el saldo acumulado servirá para que el trabajador obtenga una “mensualidad” o pensión durante los años de su retiro.

El ahorro que cada trabajador acumule a lo largo de su vida laboral depende de diversos factores: el tiempo que permanezca laborando en la formalidad, los rendimientos netos que la AFORE le otorgue a su ahorro y principalmente, las aportaciones que realice.

En México, el nivel actual de aportación obligatoria establecido en la Ley del IMSS es de 6.5% del salario base de cotización, el nivel más bajo de aportación de los 34 países de la OCDE.

¿Cuánto me cuesta mi AFORE?

En 1997 inició el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) y se crearon las Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORE).

En esas instituciones se depositan los ahorros con los que contará el trabajador para su retiro.

Para que estas administradoras cubran sus costos de operación que esencialmente incluyen los costos de administrar e invertir los recursos, de servicios al cliente (registros y envíos de estados de cuenta), de promoción y mercadeo y de cumplimientos de la regulación, éstas tienen la facultad de cobrar una comisión al trabajador o cuentahabiente.

¿Cuáles son los logros del SAR a 22 años de su creación?

Desde su creación el SAR ha promovido el desarrollo del mercado de capitales en México, para el financiamiento de la inversión productiva de largo plazo, especialmente en infraestructura.

Hoy en día los recursos administrados por las AFORE representan el 15% de los activos de la totalidad del sistema financiero, y son el segundo intermediario más importante después de los bancos.

Estos recursos se derivan de las aportaciones tripartias que hacen:

El Gobierno Federal

Los empresarios

Los propios trabajadores y de los rendimientos que obtiene las AFORE por cuenta

Hay 63 millones de cuentas de las cuales 53 millones son cuentas activas, y los ahorros de los trabajadores superan ya los 3.6 billones de pesos y representan el 15 por ciento del PIB.

Actualmente crecen a una tasa anual de 11.5%, muy por encima de la suma de la inflación y del crecimiento del PIB. Estos recursos seguirán incrementándose con el paso de tiempo y podrían estabilizarse en por lo menos 40% o más del PIB. En otros países estos recursos han llegado a estabilizarse en niveles de entre 70 y 80 por ciento del PIB.

¿Cuáles son las prioridades de esta nueva presidencia para el SAR?

Hacer una reforma de fondo al sistema del sistema de pensiones, por lo menos en lo que se refiere al sistema de cuentas individuales que administran las AFORE y que les corresponde regular y supervisar.

Por otra parte, en el sistema aún persisten deficiencias que es necesario atender, corregirlas y seguir perfeccionando el sistema. Esta es una tarea continua.

¿Cuáles son las áreas de oportunidad o retos específicos para mejorar el SAR?

Las deficiencias que aún presenta el sistema son justamente las áreas de oportunidad para mejorar el SAR y perfeccionarlo.

Un primer gran obstáculo es la estructura de mercado de competencia imperfecta que caracteriza al sistema.

Esto se traduce en que las Administradoras no aprovechan al máximo las economías de escala que caracterizan a la industria.

Y una razón detrás de esto es el alto nivel de comisiones que prevalecen en México respecto de países con sistemas de pensiones basados en el régimen de cuentas individuales.

Cargando