CON MARTHA DEBAYLE

Nutrición emocional

Les vamos a decir qué les urge hacer, que cero tiene que ver con la mejor dieta del mundo, para que logren lo que tanto han estado buscando

Tuvimos a Valeria Rubio Márquez en cabina, Nutrióloga Certificada por el Colegio Mexicano de Nutriólogos. Coautora del libro: “Nutrición en el individuo sano”. Consultora particular desde hace más de 20 años. Especialista en sobre peso y trastornos digestivos.

Instagram: Nutriologa Valeria Rubio // Facebook: Nutriologa Valeria Rubio Oficial.

- Este tema va dirigido a esas personas con un sobrepeso importante, que llevan décadas buscando el remedio para por fin perder peso, que llevan años usando el mismo tipo de ropa, que llevan años de no sentirse atractiv@s, que han pensado que su peso es el problema para no ser exitosos, no tener pareja e incluso no tener dinero suficiente.

El problema

* Hay mucha información sobre cómo debe ser la dieta ideal.

* Hay cientos de dietas, consejos, bloggers, recetas, pastillas

* Pero NADIE ha encontrado esa pastilla milagrosa que haga que cambies el chip en tu cabeza para mejorar tu relación con la comida, con tu cuerpo.

- Cuántas veces hemos escuchado que “lo que importa es lo de adentro”, “que aceptes tu cuerpo tal cual”... pero siendo realistas, nada de eso es posible si llevas años brincando de una dieta a otra, gastando no solo dinero sino energía, motivación y autoestima.

Tu relación con la comida

* La manera en que nos relacionamos con la comida va desde la infancia, los hábitos, los prototipos de belleza, las relaciones personales, las experiencias. Nosotros aprendemos a comer como comen en casa, pero sobre todo, aprendemos a relacionarnos emocionalmente con la comida, a premiarnos, a castigarnos, a socializar con ella.

La clave

* La clave para estar en un peso adecuado, no es tanto el tipo de dieta, el tipo de ejercicio, el tipo de masaje o el tipo de pastilla, es la manera en que nos relacionamos emocionalmente con la comida.

* Una dieta para perder peso debe estar adaptada 100% a cada persona, a sus hábitos, horarios, costumbres, posibilidades, entre más se adapte un plan nutricional a TI, entre menos pases hambre, entre mejores decisiones tomes a la hora de elegir, entre más acompañado te sientas, la dieta va a funcionar mejor. No todas las dietas son para todos.

Cargando