@ENFINW

¡No todo lo que comemos es sano!

Existen en el mercado muchos alimentos que son anunciados como saludables cuando en realidad no lo son.

Casi todos queremos cuidar de nuestra salud, o al menos vernos bien y sabemos que la alimentación es la base para lograrlo. Sin embargo, ¿sabías que muchos de los alimentos que nos “venden” como sanos no lo son?

La industria alimentaria, como cualquier otro negocio, tiene como finalidad el consumismo y para lograrlo, recurre a estrategias que aunque legales, muchas veces no son todo lo éticas que deberían ser.

Para hablar de esto estuvo en cabina Raúl Ávalos Trejo, Nutriólogo y Presidente de la Fundación Mexicana para la nutrición AC.

Aquí algunos de los alimentos que no son tan sanos:

a) Jugos industriales. Hace mucho tiempo que se generalizó la idea de que jugo y fruta son lo mismo y, por tanto, la línea que separaba un jugo recién exprimido de uno industrial era tan fina que en muchos lugares acabó por desaparecer. Así fue como, poco a poco, este concentrado repleto de azúcar se convirtió en uno de los grandes reyes del desayuno, incluso de las meriendas, de alguna comida o de ciertas cenas.

b) Barritas energéticas. Se supone que son el complemento alimenticio ideal, sobre todo cuando el hambre acecha tras la dieta. Representan la forma perfecta de recuperar energía, tienen un efecto saciante y se les atribuye un aporte calórico muy bajo, pero lo cierto es que los azúcares añadidos tienen presencia fija en las barritas energéticas.

c) Refrescos light. De light solo tienen el nombre, porque los refrescos sonuna fuente interminable de calorías, así como de ingredientes nocivos para nuestro cuerpo. Para empezar, el exceso de gas los convierte en una auténtica bomba, además de los azúcares que componen estos refrescos en su mayor parte.

d) Pan de molde. Bajo la etiqueta de 'pan', esta variedad envasada está bien cargada de aditivos, conservantes y demás ingredientes que hacen que se mantenga el pan intacto durante una buena temporada. La sal y el azúcar, así como los aceites, son constantes en este alimento tan generalizado del que no sabemos casi nada.

Cargando