#Hora25Mx

Nada es lo que parece, cuando hablamos de procesados : Soledad Barruti

"Mala Leche" refleja el cómo la industria alimentaria se aleja cada día más del propósito de alimentar, procesando y adicionando sus productos

La atracción que ejercen productos y marcas para de consumo masivo son puestos bajo la lupa de Soledad Barruti en su libro “Mala leche”, del que comparte con Primitivo Olvera para “Hora 25”, cómo de la vista nace el amor para que el consumo de ciertos productos los convierta en los más populares y hasta adictivos, sin que el consumidor descubra que no siempre son lo que ofrecen.

Soledad Barruti explica la forma en que rompemos el vínculo entre los alimentos, empezamos a dejar nuestra alimentación en manos de empresas que son muy buenas para procesar, pero no así para alimentar.

La autora revela el circulo virtuoso de las marcas, que mientras más procesan los ingredientes básicos generan una mayor ganancia la producir y dar la idea de una gran variedad de productos recurriendo a los aditivos y saborizantes, en el caso concreto del sabor dulce Barruti señala que está científicamente comprobado que el azúcar y los endulzantes son más adictivos que la cocaína, pues de acuerdo con un estudio hecho en ratones, no solo el azúcar, si no el dulzor en general es adictivo, pues mientras más se consume, más de desea.

Cargando