@ENFINW

La experiencia de estar en el Torito

Temido por muchos y lleno de leyendas urbanas, este lugar es de “esos” que nunca nos gustaría pisar

Pasar una noche en el torito es una de las peores experiencias que podemos tener: por el motivo de la detención (ingerir bebidas alcohólicas en lugares públicos no autorizados, por infringir el artículo 31 del reglamento de tránsito metropolitano (alcoholímetro), impedir o estorbar de cualquier forma el uso de la vía pública, por desacato a un mandato judicial, etc), por lo inesperado de la situación y por la incomodidad que todo esto supone.

Sin embargo, ¿cómo es una noche en el torito? ¿Qué se ve, qué se escucha, que se huele? Alejandro Rosas, historiador, estuvo en cabina contándonos todos los detalles aderezados de generalidades que debemos saber acerca de este lugar.

Puntos clave:

Fue inaugurado el 28 de octubre de 1958 por los entonces, Presidente de la república, Adolfo Ruiz Cortines y jefe del departamento del Distrito Federal, Lic. Ernesto Uruchurtu.

Segùn referencias populares, en el terreno que ocupa el centro anteriormente funcionó un "rastro", motivo por el que impusieron el mote de "el torito".

Este centro, unico en su especie en la cdmx, se ubica en avenida Aquiles Serdán esquina lago gascasónica s/n, colonia san diego Ocoyoacac, Delegación Miguel Hidalgo.

Cuenta con una superficie de 1730 m2.

Tiene capacidad para albergar a 124 personas, (72 en el área de hombres y 52 en la de mujeres)

Tiene como objetivo dar cumplimiento a las disposiciones legales y de las autoridades competentes para salvaguardar los principios procedimentales que aseguren la administración de la justicia, así como otorgar el trato adecuado a los arrestados durante su estancia en este lugar.

Debido a que los arrestados solo permanecen un máximo de 36 horas en esta institución, no es posible aplicar un tratamiento de reinserción social, pero si se les brinda asistencia y atención, a través de las diversas áreas: medica, trabajo social, psicología y pedagogía, con el propósito de combatir las causas que provocan la infracción a la ley.

El propósito que las autoridades persiguen al imponer un arresto, es el de procurar una convivencia armónica entre los habitantes de la CDMX.

Cargando