@MARTHADEBAYLE

Riesgos de la automedicación

Tips para una medicación responsable

La investigadora del Cinvestav Silvia Cruz Martín del Campo, especialista en el estudio de los mecanismos de acción de las sustancias que producen abuso y adicción (slcruz@cinvestav.mx), estuvo en cabina con Martha Debayle y nos explicó qué onda con la automedicación, cuáles son los efectos a largo plazo, qué sustancias jamás deberíamos automedicarnos y qué onda con los medicamentos de venta libre.

9 de cada 10 personas compran medicamentos sin prescripción médica

61% son mujeres

5 de cada 10 personas usan algún medicamento recomendado por un familiar

Los jóvenes son los que más recurren a Internet y redes sociales para consultar sobre sus síntomas

Los adultos siguen más el consejo de familiares y vecinos

Los medicamentos que más nos automedicamos son: analgésicos y antigripales

¿Qué es la automedicación?

Cuando consumimos medicinas, productos herbolarios o remedios caseros por decisión propia, sin un consejo médico.

La automedicación en un hábito común, usamos medicamentos para el dolor de cabeza, para problemas gástricos, para relajarnos, para la tos, para la alergia, etc.

> Automedicación provoca resistencia de virus: especialista

La automedicación responsable puede ser conveniente si se utiliza para tratar síntomas menores como el dolor, la fiebre, la acidez de estómago, el resfriado, etc, y durante un tiempo limitado.

Riesgos de automedicarse

Toxicidad: efectos secundarios, reacciones adversas y en algún caso intoxicación.

Falta de efectividad porque se utilizan en situaciones en las que no están indicados. Por ejemplo, a veces se toman antibióticos para tratar procesos víricos ante los que no son efectivos.

Dependencia o adicción.

Enmascaramiento de procesos clínicos graves y por tanto retraso en el diagnóstico y tratamiento.

Interacciones con otros medicamentos o alimentos que la persona está tomando. Puede haber una potenciación o disminución del efecto del medicamento.

> En 5 años, aumentó 40% resistencia a antibióticos por automedicación

Resistencias a los antibióticos. El uso excesivo de antibióticos puede hacer que los microorganismos desarrollen mecanismos de defensa ante estos medicamentos de forma que dejen de ser eficaces. Consulte el documento Uso correcto de los antibióticos.

Nos automedicamos por:

Dolor: cefalea, dolor muscular, de espalda, etc.

Magulladuras, cortes, heridas superficiales.

Picaduras y mordeduras.

Resfriado, tos, dolor de garganta.

Estreñimiento, diarrea, indigestión, trastornos intestinales,

Sobrepeso.

Quemaduras solares leves, acné, calvicie, piel grasa.

Aftas bucales.

Los medicamentos que más nos automedicamos

Analgésicos, AINEs

Antibióticos

Antisépticos tópicos

Suplementos vitamínicos y minerales

Antigripales

Digestivos, laxantes, antiácidos

Preparados oftalmológicos

Preparados higiene bucal

Descongestionantes nasales

Supresores del apetito

Hipnóticos, ansiolíticos, antidepresivos

Las sustancias que jamás deberíamos automedicarnos:

Antibióticos, por el riego de generar resistencia y alergias

Psicofármacos por el riesgo de efectos adversos, incluyendo dependencia

Algunos productos herbolarios

Productos para bajar de peso

Analgésicos

Antiinflamatorios de manera crónica

Corticosteroides.

En qué casos nunca deberíamos automedicarnos (Ojo, la automedicación siempre es una mala idea).

Desmayo repentino.

Dificultad en respirar, acompañada de una sensación de angustia y dolor en el pecho y el brazo.

Vómito y mareo consecuente a un golpe en la cabeza.

Tos, acompañada de sangre o algún líquido parecido.

Lunares que sangran y/o crecen.

Fatiga excesiva no asociada con ejercicio o algún esfuerzo especial.

Diarrea profusa acompañada de sangre y/o moco.

Pérdida continua de peso y

Cualquier otro síntoma que altere severamente las actividades cotidianas.

¿Hay sustancias que sí podamos automedicarnos?

Sí, pero revisando siempre las instrucciones y precauciones que vienen en los empaques.

¿Qué onda con los medicamentos de venta libre?

Los medicamentos de venta libre, por tener esa cualidad no se convierten en inofensivos e inocuos.

Ahora bien, la automedicación podría considerarse responsable cuando consiste en administrarse por los propios medio un determinado fármaco con el único objetivo de tratar síntomas menores como la fiebre, pero únicamente por un tiempo muy limitado.

Tips para una medicación responsable

Ir al médico

Leer las instrucciones y contraindicaciones de los empaques

Completar los tratamientos

Revisar fecha de caducidad

Informar al médico todo lo que se está tomando

Aunque no sean medicamentos e informar acerca de reacciones adversas

La automedicación y el embarazo

Es muy importante tener presente que en la etapa del embarazo, los medicamentos que la mamá tome pueden pasar directamente al bebé, y durante la lactancia, indirectamente a través de la leche materna, por lo que puede pasar lo siguiente:

El feto apenas está en formación, por lo tanto no es apto para asimilar todos los tipos de medicamentos por más “simples” que parezcan.

Las cantidades de medicamentos que puede aceptar saludablemente un cuerpo adulto, son distintas a las que resiste un cuerpo en formación.

Riesgos al bebé

Alterando su metabolismo.

Generando trastornos de crecimiento.

Reduciendo los movimientos fetales.

Cargando