¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

WRADIOMÉXICO

¿Qué huella dejarás cuando te hayas ido?

Estas a tiempo de hacer las cosas bien para ser recordado de una manera especial

El tanatólogo Mario Guerra,conferencista, business coach, psicoterapeuta (TW: @marioguerra // encuentrohumano.com) estuvo en cabina con Martha Debayle y nos contó que hacer si el legado que están dejando no es el que esperan. ¡Todavía están a tiempo de recalcular!

Nos explicó que  hacer para ser recordados en una forma de no morir del todo, y  siempre estar en el corazón de nuestros seres queridos.

¿Qúe es dejar la huella?
Pensemos en ella como un legado.

Es lo que dejamos luego de haber muerto. Como una herencia que puede ser:
• Genética, cuando se tienen hijos biológicos.
• Podemos heredar enfermedades o cualidades orgánicas favorables.
• Personal, como la huella de carbono que dejamos durante toda la vida.
• Nuestra contribución a los problemas o soluciones de nuestro entorno. Esto de manera consciente o inconsciente. Es hasta cierto punto un impacto medible y objetivo.
• Trato con nuestra familia, educación de los hijos, relación con una pareja, interacción con amigos, vecinos y hasta desconocidos. Este es un impacto subjetivo, pero no por eso menos importante.

¿Ser recordado por la gente que queremos es lo más importante?

1.- Por supuesto que si alguien nos recuerda puede contar lo que sepa (a veces hasta lo que no sabe) acerca de nosotros y nuestra historia, pero lo que acabará por contar es su visión, más que la nuestra o la realidad objetiva.

2.- Aún así ser recordados es una forma de que sigamos presentes en la vida aún al haber muerto. Es como un no morir del todo; para bien o para mal.
3.- A veces, en algunos aspectos de nuestra vida, quisiéramos poder ejercer el derecho al olvido cuando hay cosas que hubiésemos preferido que nadie supiera o recordara.
4.- Pero no ser recordados o haber sido ya olvidados no significa que nuestro legado o nuestras huellas queden borradas en el tiempo. El impacto de nuestra vida en otros son esas huellas que perduran más allá del recuerdo y que no es sencillo ver.

Las huellas que no vemos: 
No te preguntes tanto “quién me recordará” o incluso “cómo me recordará”, sino “¿Cuál es el impacto que mi actuar, mi actitud, mis palabras, mis creencias y pensamiento tendrá en la vida de otros?”

 


Cargando