¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

WRADIOMÉXICO

¿Eres de esas personas que se destruyen así mismas?

Cómo salir de ese círculo vicioso en el que estás involucrado

El tanatológo Mario Guerra,conferencista, business coach, psicoterapeuta

(TW: @marioguerra // encuentrohumano.com) estuvo en cabina con Martha Debayle  y nos contó sobre aquellas personas que viven descuidándose, comen, toman, fuman de más, se desvelan en exceso, se autosabotean, física y emocionalmente se tratan mal.

Nos explicó  qué onda con esa forma de autodestruirse, por qué pasa y  quién tiene la culpa y cómo se puede salir de ese círculo vicioso.

¿De qué forma podemos destruir nuestra vida poco a poco y a veces sin darnos cuenta?

1.- Apostar o gastar compulsivamente al punto de deudas muy altas.

2.- Comer, beber o fumar en exceso.

3.- Trabajar compulsivamente al punto de no asignar tiempo para el descanso, la familia o las relaciones.

4.- Desvelarte, malpasarte o pasar mucho tiempo de tu vida en videojuegos, redes sociales o cualquier otra actividad que te aislé de tu propia vida.

5.- Tener relaciones emocionales o sexuales compulsivas (aún cuando no quieres o eso te mete en problemas).

6.- Este tipo de relaciones suelen ser superficiales, porque sólo son una manera de evadir.

7.- Descuidar tu salud, subir de peso, tener una vida sedentaria.

8.- Situaciones o actividades extremas.

9.- Autosabotajes.

10.- Tomar pastillas o sustancias (no recetadas) que te hacen evadirte de tu realidad.

11.- No buscar ayuda cuando la necesitas.

12.- No por falta de recursos, sino porque siempre hay un "pero" cuando se trata de tu bienestar a largo plazo.

¿Y quién tiene la culpa de esto?

Puede haber varias razones, pero generalmente tiene que ver con:

1.- Personas altamente sensibles.

2.- Como las emociones se vuelven insoportables, al verse rebasados por ellas necesitan callarlas y una conducta o actitud de evasión puede "resolver" el problema, aunque sólo es un alivio temporal y cada vez se irá acumulando más y más presión interna.

3.- Una infancia complicada.

4.- Personas que sufrieron experiencias de abuso físico, abandono o crítica y sobre exigencias continuas.

5.- Niños y niñas a los que no se les permitía expresarse, manifestar emociones o deseos.

6.- Personas que en la niñez sufrieron de acoso o abuso escolar, exclusión, etc. que los condujo a una baja autoestima.

7.-  Quizá otras personas, circunstancias o experiencias detonaron en ti esta respuesta defensiva, pero tú eres quien la ha estado alimentando o al menos sosteniendo sin mucha resistencia.

¿Por qué es tan difícil darse cuenta o cambiar una conducta autodestructiva?

1.- Al principio las conductas destructivas nos dan una sensación de placer (y a veces hasta de poder). Como si con esas conductas compensáramos algo que internamente nos hace falta.

2.- Porque internamente se experimenta un gran dolor o vacío emocional, producto de la incapacidad de nuestros padres por hacernos sentir amados y aceptados, y hay una gran necesidad, a cualquier precio, de llenar esos huecos, así eso vaya en contra de nuestra salud.

3.-  La vergüenza tóxica que se siente hacia sí mismo no deja que paremos o recibamos ayuda hasta que hayamos sufrido lo "necesario".

Cómo ser una persona feliz: 

1.- Conciencia

Se necesita de tu intervención y no sólo de tu intención; no basta sólo con el querer o la fuerza de voluntad, sino el reconocimiento de que tienes un problema y de que quieres encontrar la salida.

2.- Fortaleza

 No enfrentas a un gran gigante de grandes dientes. Enfrentas al dragón de las mil cabezas al que cuando le cortas una, de su cuello renacen dos. No es la fortaleza de un guerrero mercenario lo que necesitas, sino la sabiduría de un héroe verdadero que sabe cuándo esperar y cuándo, dónde y en qué medida actuar.

3.- Humildad

Para reconocer que a veces es necesario buscar ayuda para salir del lugar en donde nos hemos estado metiendo.

Paciencia y perseverancia

Es un proceso de avances y recaídas. Si ya de por sí dejar un sólo hábito es complicado para muchos, más lo es dejar el hábito de los hábitos destructivos.


Cargando