¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

@WRADIOMEXICO

Las antigüedades ¿Aún son negocio?

Escucha a Paulina Greenham y a los expertos que nos dirán cómo identificar si un objeto tiene más valor del que aparenta

Joyas, libros, sillones, ropa, aparatos... cualquier cosa que tengas en casa y que se vea viejo podría valer millones de pesos para alguien más, pues, aunque lo creas, es probable que se trate de una antigüedad.

Una antigüedad es un objeto que ha alcanzado una edad que lo hace testigo del pasado. No es meramente una pieza decorativa, es un objeto que vale porque contiene el valor del tiempo y vestigios del momento cultural en el que tuvo su apogeo como bien material.

Las antigüedades son objetos que demuestran cierto grado de artesanía o cierta atención al diseño y tienen una función simbólica y no práctica, y en gran parte de ello reside su valor como objetos de lujo.

Generalmente las sociedades establecen una serie de criterios para estimar qué objetos pueden ser considerados antigüedades, y éstos tienen que ver principalmente lo histórico y lo estético y como objetos de lujo que son, las antigüedades son una buena inversión pues conforme pasa el tiempo su valor monetario incrementa.

Por regla general las ferias de antigüedades exigen un mínimo de 50 años, pero hay algunas que superan esa edad y llegan, incluso, hasta los 100 años de existencia.

Las antigüedades se compran y venden generalmente en los anticuarios, en el rastro y en gran medida a través de internet. Algunas antigüedades valiosas se pueden comprar en las subastas, pero también podemos encontrar en la red una multitud de tiendas que ofrecen la venta o subasta de objetos antiguos no tan valiosos como los anteriores.

Las antigüedades muchas veces no son tan caras e inaccesibles como se piensa. Hay y han habido antigüedades que se han revalorizado desde que fueron creadas, y otras que no han sufrido este incremento de valor o este ha sufrido altibajos, según el momento.

Las manos artesanas que en el pasado trabajaron para crear objetos de la vida cotidiana u obras de arte, estaban mejor dotadas en términos generales que las actuales.

Hoy día cuesta encontrar cada vez más grandes maestros que se dediquen a ello.

Pocas piezas realizadas hoy en día pueden competir en calidad con los que se hacían hace 200 años bajo la luz de las velas, tanto en los acabados como en la durabilidad.

Si crees que en casa tienes algún objeto que puede ser considerado como antigüedad, acércate a las casas subastadoras o a los expertos en arte para que te asesoren.

Cargando