¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

@ENFINW

Umami, el quinto sabor

Se dice que los seres humanos somos capaces de reconocer cinco sabores diferentes: amargo, salado, ácido o agrio, dulce y umami.

Max St Romain, Alias Gastronauta, platicó con Mariana Braun acerca de este particular sabor que trae toda una experiencia sensorial al paladar.

Umami,  es todo un mundo desconocido para muchas personas. Por eso es llamado el quinto sabor.

El conocimiento del Umami es relativamente reciente, aunque la búsqueda de estos alimentos que potencian el sabor ya era tradición incluso en la antigua

El vocablo Umami, se deriva de dos vocablos, Umai (delicioso) y mi (sabor)

Dicho término fue elegido por el japonés Kikunae Ikeda para referirse a los alimentos cuando tienen un sabor delicioso y pronunciado o intenso.

Hay muchos alimentos que contienen Umami, aunque existe un producto que es practicamente Umami puro, el ajinomoto o glutamato monosódico.

Este producto, muy utilizado en la cocina asiática, se puede adquirir en polvo.

El quinto sabor se encuentra en alimentos, como el queso, las anchoas, los tomates maduros, los tomates secos, la salsa soja y el jamón curado.

Si al hacer un caldo de pollo se añade un poco de salsa de soja o un shiitake, el caldo no estará más salado, pero sí tendrá más sabor.

Los alimentos ricos en umami, consiguen potenciar el sabor individual de los demás ingredientes utilizados en los platillos.

Esto ocurre por razones químicas ya que los alimentos que contienen glutamato en combinación de los alimentos que contienen ribonucleótidos, hacen que sus respectivos sabores se multipliquen.

Nuestras papilas perciben el umami cuando tomamos alimentos con Glutamato. Este sabor, baja la sensación de amargo y potencia el dulce, dejando el alimento más armonizado, más equilibrado o más redondo.

Cargando