¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ASI SOPITAS

La participación de Inglaterra en la justa mundialista, podría pender de un hilo

100 días para Rusia 2018

Estamos a 100 días para que comience el Mundial de Rusia, sin embargo, Ia participación de Inglaterra en la justa mundialista, podría pender de un hilo.

Y es que en Reino Unido, sospechan que el gobierno ruso pudo estar detrás de un ataque biológico perpetrado este fin de semana contra un ex-espía en el poblado de Salsbury.

De confirmarlo, Inglaterra suspendería toda la relación con Rusia, incluyendo la participación de su equipo en la Copa del Mundo.

Y si, la historia bien podría servir de guión para la siguiente película de James Bond, y es que entre 1950 y 1991, el Comité para la Seguridad del Estado Soviético, mejor conocida como la KGB, era la agencia de inteligencia de que protegía a la Unión Soviética y como sabemos, una de sus tantas funciones, era el uso de espías dentro y fuera del país.

Sergio Skripal era parte de ellos y trabajó durante muchos años para la Dirección Principal de Inteligencia, sin embargo decidió retirarse cuando obtuvo el grado de coronel.

En 2006, el gobierno de Vladimir Putin descubrió que Skripal había filtrado identidades de otros espías rusos al gobierno del Reino Unido, por lo que fue sentenciado a 13 años de prisión, de los cuales sólo cumplió 4 ya que en 2010, Estados Unidos y Moscú, acordaron realizar un intercambio de espías y presos políticos.De esta forma, Skripal pudo regresar a Inglaterra, y asentarse en el discreto poblado de Salsbury, donde vivió tranquilamente durante doce años, tiempo en el que uno hubiera pensado que el gobierno de Putin habría olvidado el incidente.

Sin embargo, este fin de semana, Skripal y su hija, sufrieron un ataque mientras se encontraban en un centro comercial de Salsbury, ahí, fueron expuestos a una sustancia aún no identificada, lo que provocó que cayeran inconscientes y hasta el día de hoy, en terapia intensiva.

Este ataque ha revivido lo ocurrido en 2006 con la muerte Alexander Litvinenko, otro ex-espia ruso que murió tras ser expuesto a una sustancia radioactiva en un café de Londres, en una operación coordinada desde el Kremlin.

Es por ello, que el gobierno británico no ha tomado de forma ligera lo ocurrido con Skripal,y el ministro de Asuntos Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, ha pedido explicaciones al gobierno de Putin sin tener mayor respuesta mas que el “nosotros no sabemos nada”.

Sin embargo, el gobierno de Inglaterra está casi seguro de que Rusiaestá vinculado con el incidente, así que investigará hasta hallar al culpable, y de confirmar sus sospechas, romperían toda relación con Rusia, incluyendo la participación de su equipo en la Copa del Mundo.

 

Y ojalá, todo fuera como un partido de fútbol, pues aquíaquí hay algo más delicado, ya que el ministro inglés declaró que podría haber una respuesta coordinada con los aliados de la OTAN, lo que llevaría a un grave conflicto entre las dos naciones.

Cargando