¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

NACIONAL

Así se defienden los indigentes del frío en la Ciudad de México

Algunos sedentarios y otros nómadas, pero en esta temporada invernal ellos comparten sus cajas de cartón

Se les ve por todas las calles de la Ciudad de México, algunos sedentarios y otros nómadas, pero en esta temporada invernal comparten cajas de cartón, periódico, ropa vieja, cobijas rotas y bolsas para defenderse de las bajas temperaturas y aunque afirman tener miedo de no llegar al otro día, prefieren dormir ahí, algunos por la desconfianza a las autoridades.

Así se escuchó en Así las cosas

“Nunca cumplen en lo que dicen, el gobierno simple y sencillo nos traen primero aquí, después los botan con perdón de usted y voy a decir una mala palabra, a chingar a su madre tengo yo ya 25 años yendo, recogiendo mi basura y a nadie le pido nada, mire mucha gente no es mentira y hasta las camionetas que vienen aquí, me dan esto, me dan ropa, me dan zapatos, me dan todo y gracias a Dios que me gané la confianza de todos ellos”.

A su lado Celestino Ramírez se mantiene encogido viste con una playera, sudadera y pantalón de mezclilla. Con la mirada perdida, comenta que diario se asea en una fuente para acercarse y pedir limosna a los vecinos de la colonia Guerrero y Centro. Se encuentra ahí desde que salió de la cárcel acusado de la muerte de su esposa.

“Por una bala perdida le llegó a ella y falleció… intenté varias veces a lo mejor colgarme o ahorcarme, y aun así no me vine abajo y pude salir adelante, cuando salí pues pedí apoyo con mi mamá, mi papá ha decidido apoyarme a lo mejor con una moneda, mi mamá me dijo, perdón yo no sé si lo “aigas” matado, pero no quiero un asesino aquí”.

Sentada duerme Susana de 25 años, se tapa como puede, pero su preocupación mayor es su bebé de seis meses, al que protege con tres cobijas. Junto a sus compañeros, se inquietó al ver una camioneta y una ambulancia del Gobierno de la Ciudad de México, cuyo personal intentó convencerlos de pasar la noche en el Centro de Asistencia e Integración Social sin embargo, se niega ante el temor que le quiten a su pequeño.

“Por qué no vienen en el día? Permítame, usted sabe que en el día mi niño puedo descobijar a mi niño y lo puedo llevar para poder yo tomar una decisión”.

Se trata de los brigadistas que encabeza Alejandro Tinoco, coordinador del programa Invierno Contigo de la Secretaría de Desarrollo Social local, que cada noche y a veces durante el día recorren la capital ofreciendo de mínimo café, pan, cobija y atención médica.

“En Invierno contigo inicia el primero de noviembre de todos los años y termina el 28 de febrero, pero puede ampliarse por el tiempo que sea cuando así lo exigen las bajas temperaturas, el objetivo como te decía es que no haya muerte por hipotermia, tenemos habilitados 10 centros, cada Centro tiene una pernocta de 50 personas”.

Su labor no sólo consiste en ganarse la confianza de cada indigente en ocasiones también los bañan, cortan cabello y hasta las uñas.

“La mayoría de ellos, las personas que viven en calle pues tienen una adicción, la mayoría de ellos tienen por ejemplo hipertensión, tienen lo del azúcar, vienen enfermos del estómago… están acostumbrados a no respetar reglas, a no respetar normas porque no es lo mismo como ahorita que pasé uno al baño, a que se pueda hacer ahí”.

Cuando hay suerte logran llevar con ellos hasta familias, ella es Lorena Contreras proveniente de Chihuahua y junto a su esposa e hijo, se alistan para ingresar a Villa Mujeres una instancia donde les ofrecen servicio de guardería gratuito.

“Me van a ayudar a meterlo a la escuela para que pueda seguir estudiando pero sí me han dado la ayuda para el niño, tanto médica, psicológica, psiquiátrica y a parte con los alimentos y el lugar donde nos podamos quedar, además es un lugar seguro, nunca nos han hecho ni mala cara ni nos han insultado de mis preferencias sexuales, jamás se han metido”.

En la capital del país hay seis mil 754 personas en situación de calle de las cuales dos mil 400 se encuentran en albergues públicos o privados. El mayor número se encuentra en la delegación Cuauhtémoc con mil 303, seguido de la Gustavo A. Madero con mil tres y Venustiano Carranza con 899. Es decir, que el cinturón conformado por la Villa-Centro-Venustiano Carranza DONDE SE ENCUENTRA LA MERCED, representa más del 50% de la población callejera.

Cargando