¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BBmundo: A la camita, ¿cómo hacer que tu hijo duerma… y tú también?

¿Cansada? ¿Frustrada? ¿Quieres que tu hijo duerma y no sabes cómo hacerlo? Aquí te daremos la solución

Patricia Beltrán y Lucía Sabau, ambas asesoras en sueño infantil Gentle Sleep Coach, son fundadoras de “A la camita” y les van a ayudar a que su hijo duerma mejor, no importa si tiene 6 meses o 5 años.

- No intentes encontrar el hilo negro sobre el comportamiento de sueño de tu hijo: los niños no son robots que responden a un botón de encendido y apagado. Cada bebé tiene un temperamento único y lo único que puedes hacer es entenderlo y respetarlo.

- Volver a dormir de corrido y sentirte descansada es posible, acompaña y enseña a tu hijo a dormir sin dejarlo llorar...

Sus necesidades de sueño

- Toma en cuenta si estás durmiendo a tu hijo en una hora adecuada para su edad. Con esta tabla sabrás sus necesidades dependiendo su edad.

- Debes saber que durante sus primeros meses tu hijo no planea un ataque de llanto ni intenta manipularte cada vez que te alejas. A esta edad, su desarrollo aún es muy primario y no tiene la habilidad de autoregularse; es hasta los 4 o 5 meses que empieza a autocontrolar su sueño, es decir, dormirse por sí solo.

¿Por qué mi hijo sigue despertando tan seguido? ¿Qué puedo hacer diferente?

- Los niños de 6 meses hasta 6 años necesitan entre 11-12 horas de sueño continuas

- Si un niño no duerme esas 11-12 horas, y además se despierta en la noche, tendrá más cansancio.

- El sueño entre más continuo más reparador es; no es lo mismo dormir 11 horas o 10 horas interrumpidas cada 2 horas a 7 horas que sean seguidas.

- Debes detectar los problemas de sueño más comunes que hacen que un niño se despierte tantas veces.

- Lo primero que debes descartar es alguna condición médica; estar segura de que tu hij@ no despierta porque se siente mal; y que eso sea el causante de su poco sueño.

Reflujo y apnea de sueño, son unas de las principales condiciones médicas que afectan a que los niños duerman bien

Mito: si duermes a tu hijo más tarde despertará más tarde.

Los niños tienen casi siempre la misma hora de despertar; independiente de que si los acuestas a las 8:00, 10:00 u 11:00 de la noche; lo que quiere decir es que si acuestas tarde solo quitaste horas de sueño a tu hij@.

Enséñale el día y la noche

Cuando tu bebé distinga las características de cada momento entenderá que la hora de cerrar los ojos es por la noche. Hazlo así (FOTO)

Ventanas de sueño

Existen las ventanas de sueño que es el momento donde todo el cuerpo de tu hij@ está listo para irse a dormir (bostezo, ojos rojos, se jalan la oreja o el pelo, se tallan los ojos, etc); responder a estas señales de manera adecuada cuando se presentan fomenta el que se duerman más fácil y permanezcan más tiempo dormidos.

Cuando se pasa la ventana pueden ocurrir dos posibles escenarios:

1) llora y llora y está tan cansado que no puede dormir (suele ocurrir en bebés pequeños)

2) les entra el segundo aire y entonces te preguntas “¿y ahora cómo lo voy a dormir? No entiendo, se caía de sueño hace media hora…”.

BBmundo: Sin miedo a educar

¿Y las siestas?

Las siestas son MUY importantes, parten el día, permitiendo que tu hij@ recargue energía para la siguiente siesta (si aún hace más de una) y logra llegar de buenas a la hora de dormir.

Por eso es clave alinear el día para poder alinear la noche. Y por alienar queremos decir; buenas siestas en horarios óptimos para la edad de tu hij@.

La falta de sueño; ya sea por malas siestas; horarios no adecuados o siestas muy cortas o por malas noches; en forma concreta ocasiona:

- Tarde mucho en conciliar el sueño

- Muchos despertares en la primera mitad de la noche (1-3 horas de haberse dormido)

- Insomnio

- Terrores nocturnos

- Querer empezar el día muy temprano

Todos estos casos son señales de falta de sueño; así que si tu hij@ presenta uno o varios ya sabes que tienes que hacer:

TIPS

- Cuidar su sueño de día; alinear el día

- No acostarlo tarde

- Darle sueño cuando lo ves cansado; al igual que le das de comer cuando tiene hambre.

- Responder a las señales de sueño.

- NUNCA quitar una siesta, sino que hay que esperar hasta que tu hij@ esté listo para que solitos la vayan dejando.

¿Qué pasa si ya alineaste el día, las siestas son buenas en horarios óptimos para su edad, su hora de dormir también; pero sigue despertando muchas veces durante la noche?

El mejor momento para enseñar a dormir un niñ@ es a la hora de acostar en la noche; ya que está cansado del día pero también está consciente.

De forma que si tiene la conciencia de dormirse por sí solo le será más fácil replicarlo en todos los despertares que tenga durante la noche (mismos que es normal que tenga, todos los tenemos).

Pero si no tiene idea de cómo hacerlo y cada vez que despierta requiere ayuda para volver a dormir. Aquí surgen las muletillas; que son todos los factores externos que se requieren para poder dormir:

- Leche (más común)

- Arrullo

- Palmadas

- Cantar

- Música

- Acuéstate a mi lado

- Presencia de los papás

- Dame la mano, etc…. La lista es muuuy larga

Tip: No les des la leche con luces apagadas para que se relaje y duerma; recuerda que la leche es alimento; y al igual que no les das la quesadilla o la papilla con las luces apagadas tampoco debes hacerlo con la leche. Busca otros escenarios y rutinas con las que tu hij@ empiece a asociar la hora de dormir; como un cuento; darle su objeto de seguridad; bajar la actividad, etc…

Cargando