¿Ayuda la alimentación a combatir el cáncer de mama?

La importancia de mejorar y limpiar su forma de comer ante una enfermedad como ésta

Un nuevo estudio de The Flanders Institute for Biotechnology en Bélgica y publicado el pasado viernes por Nature Communications, determinó que el azúcar "despierta" las células cancerosas existentes, provoca que se expandan más rápido y hace que los tumores sean más agresivos. Si bien el fenómeno ha sido ampliamente estudiado, pues ya se sabía que las células cancerosas descomponen rápidamente los azúcares, y estimulan el crecimiento del tumor. No estaba claro si esto era efecto del cáncer o causa del mismo. Por ello, está con nosotros Nathaly Marcus, nutrióloga funcional. Directora y Fundadora de Bienesta Medical Center, y conversaremos con ella sobre cuán importante es la alimentación para batallar el cáncer de mama.

En 2015, la Organización Mundial de la Salud, la OMS y la ONU, dieron a conocer a nivel mundial; que consumir carne, en especial embutidos, son causa de varios tipos de cáncer.

Una investigación del Roswell Park Cancer Institute en Nueva York y apoyada, por el National Cancer Institute, determinó que los productos lácteos específicos pueden influir en el riesgo de cáncer de mama en las mujeres, aunque el riesgo varía según la fuente del producto lácteo.

De acuerdo a la American Cancer Society, la alimentación es una parte FUNDAMENTAL del tratamiento contra el cáncer. Comer los alimentos adecuados durante y después del tratamiento puede ayudar a que te sientas mejor y más fuerte.

Testimonios:

Mariana Ibarra, 53 años. Tuvo cáncer de ovario.

- Siempre ha sido disciplinada con sus chequeos médicos, pero un día, de la noche a la mañana, le dio un dolor terrible en el estómago, un ginecólogo le diagnostico un mioma.

- Al tomar una segunda opinión, le dicen que tiene cáncer de ovario.

- El tumor estaba demasiado grande, por el tamaño y peso, las células cancerosas se regaron por su cuerpo

- La operaron y le retiraron la matriz.

- Tuvo quimioterapia por 6 meses, aprox 25 sesiones.

- Llegó con Nathaly, porque quería estar lo mejor preparada para las quimioterapias.

- Gracias a la alimentación, nunca tuvo una alarmante baja de defensas, no tuvo vómitos, comía bien, no tuvo una baja grave de peso, fue difícil pero terrible como ella pensó.

- Le prohibieron, azúcar, embutidos, harinas y lácteos.

- Actualmente está en remisión, pero bajo constante revisión.

Eloísa Gómez, 58 años. Tuvo cáncer de mama

- Un día fue a su revisión anual, le encontraron algo anormal y le diagnosticaron cáncer de mama.

- Se mudó de Mazatlán a la CDMX. La operaron y le quitaron el tumor, en semana santa de 2016

- Le hicieron una sesión de radioterapia y después de 6 semanas empezó con quimioterapias durante 6 meses. Terminó en enero de este año.

- En un mensaje de WhatsApp le llegó un podcast de Martha Debayle con Nathaly Marcus sobre cáncer y alimentación y fue así como llegó a ella.

- Le prohibieron, azúcar, embutidos, harinas y lácteos. Empezó a tomar vitaminas, probióticos, suplementos, etc y se sintió mejor que nunca, incluso mejor que antes del cáncer.

- Al empezar la alimentación, los cambios empezaron, se sentía mucho mejor, tenía un sistema inmunológico mucho más reforzado, los glóbulos rojos súper bien, la energía, etc.

- Actualmente está en remisión y se siente muy bien.

Selfi Díaz, 45 años. Tuvo cáncer de mama

- Le diagnosticaron cáncer de mama el 14 de febrero de 2014

- Sólo por ponerle palomita al trámite, se hizo la primera mastografía a los 42 años.

- 6 meses antes de eso, vio una promoción en unos laboratorios, donde le dijeron que por ondas cerebrales y sin lastimar la mama, podían diagnosticarla, se hizo los estudios y le dijeron que todo estaba perfecto, fue su ginecólogo quien le dijo que NO, que necesitaba hacerse la mastografía y finalmente le diagnosticaron cáncer de mama.

- Le dieron 25 radioterapias y 16 quimioterapias

- Le hicieron la mastectomía, tenía 4 ganglios infectados por lo que también tomó radioterapia y quimio.

- En el tratamiento se sentía súper bien, sí cansada, pero nunca estuvo en cama, etc.

- Durante su enfermedad se llenó de un amor que nunca antes había tenido.

- Empezó a limpiar su vida, todas sus relaciones, haciendo cambios, etc.

- Ya conocía a Nathaly, y sin duda decidió trabajar su alimentación con ella y está convencida de que TODO lo que tomó, suplementos, vitaminas, etc, le sirvieron muchísimo.

A continuación te damos una lista de acciones sencillas que puedes poner en práctica para prevenir la aparición del cáncer de mama.

1. Mantén un peso corporal adecuado. El exceso de grasa contribuye al desarrollo de las células cancerosas.

2. Haz ejercicio. No hay duda que la práctica regular de ejercicio moderado (20-30 min. 3-5 veces por semana) reduce el riesgo de cáncer de mama en un 25%.

3. Mantén una alimentación saludable. La nutrición es la clave de la salud.

Consume frutas y verduras diariamente, de preferencia orgánicas, para minimizar la ingesta de pesticidas, ya que estas sustancias son cancerígenas.

Incluye crucíferas (brócoli, coliflor, col) en tu dieta habitual. Estos alimentos contienen un compuesto llamado 3-indol-carbinol, que ayuda al metabolismo adecuado de los estrógenos.

Consume alimentos ricos en fibra (cereales integrales, verduras y frutas con cáscara) ya que ésta ayuda a eliminar las toxinas del organismo.

Minimiza la ingesta de grasas saturadas o hidrogenadas (grasas trans) pues contienen radicales libres y promueven la inflamación.

Elimina el consumo de azúcares y harinas refinadas, ya que estimulan la secreción de insulina. Los niveles elevados de insulina promueven el crecimiento de las células de los tumores mamarios.

No tomes más de una copa de alcohol al día. La mejor opción es el vino tinto porque contiene una cantidad importante de antioxidantes y además tiene resveratrol, que tiene propiedades anticancerígenas.

4. Estimula tus senos y pezones. Un masaje diario a tus senos incrementa la secreción de oxitocina, una hormona que ayuda a limpiar los conductos mamarios de radicales libres, reduce el estrés, y por lo tanto disminuye el riesgo de cáncer.

5. Alimenta a tus bebés al seno materno el mayor tiempo posible.

6. Checa tus niveles de progesterona. Los niveles bajos de esta hormona se relacionan con la aparición de cáncer de seno.

7. Si estás tomando terapia de reemplazo hormonal, es importante que tu médico monitoree tus niveles en sangre de las hormonas que estás tomando. Se recomiendan las hormonas idénticas a las humanas, y no las sintéticas ni las de caballo.

8. Suplementos: Incluye de vez en cuando algún suplemento que te ayude a prevenir el cáncer. Aquí te damos varias opciones:

- Extracto de té verde

- Extracto de semilla de uva o resveratrol.

- Licopeno

- Hierbas chinas que ayudan a metabolizar adecuadamente los estrógenos

- Lignanos (compuestos de linaza)

- Melatonina

- Selenio

- Combinación de antioxidantes

- Vitamina E (gama-tocoferol)

- Omega 3

- Vitamina D

- Ácido fólico

- Vitamina B12

Cargando