¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

NFL más unida que nunca contra acciones de Donald Trump

Con un par de tuits, el mandatario estadounidense arremetió contra dos de las ligas más importantes de los Estados Unidos, que lejos de dividirse parece haber creado unión para combatir la embestida presidencial

Donald Trump sabe cómo dividir a un país, y la noche del viernes dio un nuevo paso al arremeter contra las figuras del deporte estadounidense, comenzando con el futbol americano de la NFL:

"¿No amarían que los dueños de los equipos de la NFL, al ver que alguien le falta el respeto a nuestra bandera, dijeran: 'Saquen a ese hijo de puta de la cancha ahora mismo: está despedido'?"

Además, en Twitter hizo lo suyo al agregar que: "Si un jugador quiere el privilegio de ganar miilones en la NFL o en otras ligas, él o ella no debería faltar al respeto a nuestra gran bandera estadounidense y estar de pie durante el himno nacional, si no: está despedido. Encuentren algo más que hacer"

Con este mensaje, el mandatario republicano hizo alusión a las protestas iniciadas en 2016 por el mariscal de campo de los 49ers de San Francisco, Colin Kaepernick, quién solía quedarse sentado o arrodillado mientras se entonaba el himno nacional estadounidense en protesta por la discriminación y la violencia extrema de corporaciones policiales contra los afroamericanos en dicho país.

Curiosamente tras las protestas, Kaepernick fue blanqueado y actualmente no tiene equipo.

Sin embargo, Trump prosiguió durante el fin de semana al incitar a través de su cuenta de Twitter a los fanáticos de la NFL a no ir a los estadios: "hasta que los jugadores dejen de faltarle el respeto a la bandera y al país”.

Por supuesto, la respuesta por parte de la NFL, el comisionado Roger Goodell emitió un comunicado diciendo que "comentarios divisorios como éstos demuestran una desafortunada falta de respeto”, mientras que el Jed York, dueño de los 49ers de San Francisco hizo lo propio al afirmar que: "Los comentarios insensibles y ofensivos hechos por el presidente contradicen lo que representa este gran país".

Y hasta ahí no paran los enfrentamientos de Trump contra algunas de las más importantes figuras del deporte en Estados Unidos, ya que el pasado sábado Pero ese no fue el único enfrentamiento de Donald Trump contra algunas de las más importantes figuras del deporte en Estados Unidos, pues el pasado sábado 23 retiró la invitación a la Casa Blanca a Warriors de Golden State como campeones de la NBA.

Esta decisión la dio a conocer a través de un tuit, como de costumbre, luego de que Stephen Curry, elegido el mejor jugador de la NBA en 2015 y 2016 dijera que él y muchos otros jugadores no apoyaban muchas de las políticas del mandatario estadounidense.

"Ir a la Casa Blanca es considerado un gran honor para el equipo campeón. Stephen Curry está dudando, por lo tanto, ¡se retira la invitación!”

En respuesta, LeBron James escribió en su perfil: "¡Ir a la Casa Blanca era un gran honor hasta que apareciste tú!”, mientras que el retirado Kobe Bryant tuiteó: "Un presidente de Estados Unidos cuyo mero nombre crea división e ira. Cuyas palabras inspiran disenso y odio no puede hacer que 'América sea grande de nuevo'".

Por ahora, diversos equipos de la NFL mostraron su rechazo a las declaraciones del presidente, y más jugadores se unieron a las protestas en solidaridad y protesta durante el domingo 24 de septiembre en todos y cada uno de los partidos celebrados, llegando al punto en el que los Acereros de Pittsburgh decidieron no salir al emparrillado para la ceremonia del himno; el único que sí se aceró fue Alejandro Villanueva.

Una metida de pata por parte de Trump abrió un frente más, ahora contra dos de las ligas más importantes de los Estados Unidos, que lejos de dividirse parece haber creado unión para combatir la embestida presidencial.

Cargando