¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Aficionados del Chelsea FC alientan a jugador con cántico racista

El futbolista Álvaro Morata hizo una petición al respecto en su cuenta de Twitter

No tuvo que pasar mucho tiempo antes de que Álvaro Morata se convirtiera en uno de los jugadores consentidos de la afición del Chelsea. Con tres goles y dos asistencias en cuatro partidos, el ex delantero del Real Madrid se ha convertido en una de las principales figuras del equipo londinense y el pasado sábado 9 de septiembre ayudó de nueva cuenta al triunfo de su equipo frente al Leicester, en un partido en el que los seguidores del Chelsea, terminaron coreando su nombre con una polémica canción.

Y es que pareciera que si los mexicanos tenemos el famoso grito cuando despeja el portero del equipo contrario, los fans de esta escuadra tienen un cántico que es evidentemente racista contra los judíos, una comunidad a la que históricamente se le relaciona con el Tottenham Hotspur, uno de los grandes rivales del Chelsea en la Capital de Inglaterra, e inmediatamente la postura oficial del club quedó reflejada en la conferencia de prensa del King Power Stadium, cuando un periodista lanzó la primera pregunta sobre esta delicada canción:

"El club y los jugadores aprecian el apoyo de sus aficionados fuera de casa, pero la letra de esa canción es inaceptable"

El punto llegó al grado en el que el propio Álvaro ha pedido a la afición del Chelsea que no le cante más, pues el futbolista no quiere que le relacionen con esta canción y polémica en ningún sentido, tomando su cuenta de Twitter para postear un mensaje:

"Desde mi llegada, no ha pasado un día donde no haya podido sentir vuestro apoyo. ¡Son una afición increíble y me gustaría pedirles que respeten a todo el mundo!"

¿Y a todo esto que dice la canción?

La polémica rima dice exactamente, "Álvaro Morata, he came from Real Madrid, he hates the fucking Yids”, un peyorativo que se utiliza contra los judíos en Reino Unido, y que en repetidas ocasiones ha llevado a la Policía Metropolitana a abrir investigaciones judiciales, y se espera que esta ocasión no sea diferente, independientemente de las medidas que tome el propio equipo y por supuesto, la Federación Inglesa de Futbol.

Irónicamente, el dueño del Chelsea, Roman Abramovich representa a las comunidades judías ante el gobierno de Vladimir Putin en Rusia, y seguramente no faltará quien quiera interpretar este cántico como “una broma” o “un chiste”, tal y como hemos visto que se ha tratado de utilizar el grito en nuestro país, sin embargo, el mensaje al menos en el futbol inglés es claro: no se tolerará ningún tipo de discriminación.

Cargando