“Inmigrantes ilegales no serán detenidos”: Alcalde de Houston

Tras las afectaciones del huracán “Harvey”, personas indocumentadas tienen miedo de pedir refugio

La ciudad de Houston en Texas es la cuarta metrópoli más grande de los Estados Unidos, y de acuerdo con cifras del Centro de Investigación Pew, es la tercera ciudad con el mayor número de migrantes indocumentados en dicho país.

Y tras la inundación más devastadora en Texas a causa del huracán “Harvey” en los pasados días, miles de migrantes temen por ser arrestados y deportados, por lo que han decidido no pedir ayuda ni refugio para soportar las afectaciones y, así mismo, sobrevivir al huracán de manera anónima.

Esta decisión surge a raíz de que la furia de “Harvey” llegó a tan sólo unos días de que entrara en vigor una ley estatal que atenta contra las ciudades santuario, con la que el Estado de Texas pretende castigar con pérdidas de trabajo y hasta condenas de cárcel a policías y funcionarios que no ayuden a deportar a migrantes indocumentados.

Ante la emergencia, Sylvester Turner alcalde de Houston, y Greg Abbott, gobernador de Texas, anunciaron que de ninguna manera se atacará a inmigrantes indocumentados en los sitios de evacuación, refugios o bancos de alimentos, ya que la prioridad es salvar vidas. Así mismo, pidieron que todas las personas deberían pedir refugio de la tormenta y las inundaciones sin importar su estatus migratorio, y para asegurar la integridad de la gente, aclararon que en ningún albergue se pedirá documentación alguna para prestar auxilio.

Y es que el huracán “Harvey” ha provocado la inundación más devastadora en la historia de Houston, y de acuerdo con las previsiones del Servicio Nacional Meteorológico de Estados Unidos, lo peor se espera para este miércoles 30 y jueves 31 de agosto.

Grandes autopistas, puentes, avenidas principales, casas, escuelas y edificios quedaron sumergidos bajo el agua desde el sábado. El impacto material que ha dejado este desastre natural podría superar los 100 mil millones de dólares, según Bloomberg.

Finalmente y de acuerdo con la Cruz Roja, más de 17 mil personas han pasado la noche en albergues del estado de Texas, mientras que la policía de Houston señalaron que hasta la tarde del pasado martes 29 de agosto, se rescataron a 3,500 personas que habían quedado atrapadas en el techo de sus casas, por lo que el desbordamiento de las presas podría incrementar esa cifra.

Cargando