Encuentran la fórmula perfecta para beber whisky

Algunos lo beben puro, otros con hielo y no falta el salvaje que suele mezclarlo con refresco de cola, manzana o toronja...

Algunos lo beben puro, otros con hielo, y no falta el salvaje que suele mezclarlo con refresco de cola, manzana o toronja. Sí, el Whisky se ha vuelto en la bebida predilecta de muchos y también en objeto de debate para otros. Y es que, ante tantas voces y señalamientos ¿cómo es que realmente se debería tomar el whisky?

Dos científicos de la Universidad de Suecia se hicieron la misma pregunta y enfocaron sus esfuerzos para descifrar científicamente cuál es la forma correcta de beber whisky.

¿Verdad que se merecen un Nobel?

Bjorn Karlsson y Ran Friedman es el nombre de estos héroes sin capas, quienes después de crear un modelo por computadora que les permitió analizar las interacciones entre el agua, el etanol y el compuesto orgánico llamado guaiacol, que proviene de los barriles de roble donde se añeja el whisky y que es precisamente el compuesto que da a la bebida su sabor, llegaron a la conclusión de que la forma correcta de echarse unos whiskachos, es con tan sólo un poco de agua.

Y es que, según descubrieron, cuando el whisky tiene un porcentaje de alcohol igual o superior al 40%, las moléculas de guaiacol tienden a quedarse dentro del cuerpo del líquido, sin embargo, cuando el porcentaje de alcohol disminuye hasta llegar al 25%, las moléculas de guaicol se acercan a la superficie del liquido, arrastrando con ellas, el cuerpo, sabor y olor más puro del whisky.

Pero si la explicación científica te parece muy enredada lo puedes ver asó: es fin de semana y tienes un vaso de esta gran bebida en tu mano. Si solo tiene licor, es muy probable que las moléculas de guaicol bajen y se asienten en el fondo del mismo.

Pero si le echas un poco de agua, la reacción química del guaicol hará que las moléculas suban, permitiendo que cada trago, tenga mayor sabor. Y si se preguntan "¿qué tanta agua hay que echar"?", la respuesta científica es que ahí si, depende de cada paladar, por lo que no se puede dar una respuesta científica.

Lo que sí, es que este estudio parece darnos una idea millonaria, pues si el sabor perfecto es con agua ¿por qué no vendemos agua con whisky?

En fin, si buscabas alguna forma de dedicarte a la ciencia, este par de suecos, nos han dado motivos suficientes para sacrificarnos en pos de la humanidad….. Aunque eso sí, todo con medida.

Cargando