¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Salud

Esto pasa en tu cerebro cuando tienes migraña

¿Qué tanto daño provoca en el cerebro este trastorno?, te vamos a explicar qué pasa en ti cuando la migraña ataca

FUENTE: Facultad de Psicología de la UNAM

  • Entre 6 y 8 de cada mexicanos sufren cefaleas
  • 15% de la población en México padece migraña
  • Suele aparecer en la pubertad y afecta principalmente al grupo entre los 35 y los 45 años.
  • Las mujeres tienen más problemas de migraña, 3 de cada 10 padecen este problema
  • 1 de cada 10 hombres presenta problemas de migraña
  • 80% de los pacientes presenta su primer ataque antes de los 30 años.
  • De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la migraña ocupa el lugar 19 de las enfermedades causantes de incapacidad.

Anatomía del cerebro

El cerebro humano es la más compleja de todas las estructuras vivas, procesa información sensorial a la vez que coordina y mantiene las funciones vitales del organismo.

Hasta un billón de células nerviosas (neuronas) trabajan a través de impulsos eléctricos para coordinar actividades físicas y procesos mentales.

Es una masa gelatinosa que pesa aproximadamente 1.4 kg, dependiendo del peso corporal y el sexo de cada persona.

Junto con la médula espinal, el cerebro humano es parte del sistema nervioso central (SNC).

Cráneo y 3 membranas llamadas meninges con líquido cefalorraquídeo, permiten al cerebro mantenerse protegido de golpes en sus 4 lóbulos:

  1. Lóbulo frontal: ubicado detrás de la frente, se encarga de gran parte del pensamiento complejo (imaginación, planificación y comportamiento).
  2. Lóbulo parietal: localizado en la parte trasera superior del lóbulo frontal. Alberga a la corteza sensitiva (procesa mensajes relacionados con el tacto, gusto y temperatura) y a la corteza motora (controla el movimiento).
  3. Lóbulo temporal: situado detrás de cada sien; alberga a la corteza auditiva y se encarga de la comprensión del lenguaje, asimismo, interviene en la memoria y las emociones.
  4. Lóbulo occipital: está en la parte posterior de la cabeza; controla la corteza visual que procesa lo que vemos.

Lo que sabemos de la migraña

La migraña es más que un fuerte dolor de cabeza. Es un trastorno neurológico genético.

Si alguno de tus padres padece migraña tienes 50% de probabilidad de padecerla, si ambos sufren de este trastorno, tus probabilidades suben al 70%.

Tener migraña sí significa tener fuertes dolores de cabeza, pero también significa una variedad de otros síntomas como náuseas, vómito, mareo y sensibilidad a la luz y al sonido.

Las migrañas ocurren cuando alguien con una predisposición genética a la migraña se expone a un desencadenante (o varios desencadenantes).

Algunas migrañas tienen un preaviso llamado aura.

Según la Organización Mundial de la Salud, la migraña es una de las 20 enfermedades más discapacitantes.

Los medicamentos pueden ayudar a prevenir algunas migrañas y a que estas causen menos dolor.

La migraña no tiene cura.

¿Cómo sé si es migraña?

Para identificar que el dolor de cabeza es migraña, las crisis deben cumplir con los siguientes criterios:

  • Cefaleas que duren de 4 a 72 horas
  • Localización del dolor de un solo lado de la cabeza
  • Intensidad de moderada a severa que afecta o impide las actividades diarias
  • Dolor pulsátil, agravado por la actividad física
  • Nauseas, vómito o ambos
  • Molestia a la luz, el ruido o ambos
  • Sin evidencia de enfermedad orgánica

¿Qué pasa en el cerebro cuando tienes migraña?

Los cerebros de los enfermos de migraña son más sensibles a estímulos externos que los cerebros de otras personas.

Antes se creía que las migrañas eran causadas por la dilatación de los vasos sanguíneos en el cerebro. Ahora se cree que la dilatación de estos vasos es causada por otro evento.

Larry Newman, director del Instituto de cefaleas en el St. Luke’s-Roosevelt Hospital Center en la ciudad de Nueva York, explicó que la causa puede ser en parte la excitación de un nervio responsable de la sensación en la cara, “el nervio trigémino”.

Cuando el nervio trigémino es estimulado, provoca la liberación de una variedad de neurotransmisores (entre ellos la serotonina, que también está asociada con el cambio de humor). Estos a su vez hacen que los vasos sanguíneos que rodean al cerebro se expandan e inflamen.

Esos vasos sanguíneos están unidos a las fibras nerviosas que transmiten las pulsaciones de los vasos sanguíneos al cerebro, donde luego lo perciben como dolor.

Este es un sistema que todos tenemos pero en las personas que tienen migraña, es un sistema vulnerable a ser activado repetidamente cuando no hay una buena razón

Migraña y la actividad eléctrica del cerebro

Lo que hacen las células cerebrales es enviar señales eléctricas de una a otra.

Cuando se desencadena una migraña, una ola de actividad eléctrica, llamada depresión cortical propagada (CSD), se extiende en la superficie del cerebro, suprimiendo la actividad eléctrica normal del cerebro.

Si esta supresión se produce en la parte del cerebro destinada a la visión, se producirá un aura visual.

Si ocurre en la parte del cerebro que controla el sentido del tacto, se producirá un aura que parece un hormigueo.

Si se da en la parte del cerebro que controla el habla, se producirá un aura afásico (relacionado con el lenguaje).

Si la CSD causante del aura es el acto de apertura de una obra, el evento principal es la sensibilización del nervio que controla el dolor en la cara y en la cabeza: el nervio trigémino.

La cosa es que estos nervios van a enviar señales de dolor a pesar de que no haya ningún estímulo doloroso físico presente, sino porque las personas con migraña tienen ese umbral muy bajo por bioquímica anormal.

En otras palabras, estos nervios se sensibilizan por la exposición a un desencadenante o a una combinación de desencadenantes.

¿La migraña puede dañar el cerebro?

Científicos del Montefiore Headache Center, en Estados Unidos, comprobaron que la migraña puede causar lesiones y cambio en el volumen cerebral, así como un mayor riesgo de infarto.

Los resultados partieron de un análisis publicado en la revista Neurology, en el que, concluyeron que la migraña con aura es la más dañina.

En este caso, el riesgo de infarto cerebral aumenta en un 68% y el de cambio en el volumen de este órgano, en un 44%. Sin embargo, aunque no exista aura, la probabilidad de lesiones cerebrales sigue siendo de un 34%

También se determinó que las migrañas están contribuyendo a la aparición temprana de la muerte celular y la pérdida de tejido cerebral que por lo general ocurre con la edad

Generalmente este tipo de lesiones están vinculadas con la vejez, la hipertensión y los trastornos mentales, pero en el caso de la migraña, ocurren una especie de “pequeños accidentes cerebrovasculares”, los cuales no son detectados por los pacientes pero sí por escaneos cerebrales.

Es probable que todas las personas que sufren de migraña hayan experimentado ya varios de estos mini ataques, que en su mayoría son inofensivos, pero si se tiene un patrón de cefaleas severas se verá un daño a largo plazo.

Lo mismo ocurre con el volumen cerebral, que se reduce naturalmente con la edad, pero en el caso de quienes padecen migraña, el proceso se acelera.

Tipos de migraña

Migraña con aura

Es una señal fisiológica que te advierte sobre el inicio de una migraña.

Este tipo de migraña incluye trastornos visuales y otros síntomas neurológicos que aparecen alrededor de 10 a 60 minutos antes del dolor de cabeza real

Tipos de Auras

Aura visual

  • La más frecuente (90%)
  • De forma típica comienzas a notar destellos luminosos en el centro de tu campo de visión.

Aura sensitiva

  • La 2ª en frecuencia (60%)
  • Suele comenzar con hormigueos en la punta de los dedos de una mano y van ascendiendo

Aura del lenguaje

  • Menos frecuente
  • Suele manifestarse como una dificultad para articular las palabras o problemas para entender.

Aura retiniana

  • Muy poco frecuente.
  • Es como el aura visual, pero afecta a un solo ojo

Aura del troncoencéfalo

  • Muy poco frecuente.
  • Los síntomas de aura se originan claramente en el tronco encefálico, pero no incluyen debilidad motora.

Aura motora

  • Muy poco frecuente
  • Se caracteriza por una parálisis parcial o total de un lado del cuerpo y una alteración de consciencia.
  • Es efímera, pero puede los síntomas pueden durar hasta 24 horas.

Migraña sin aura

70-90% de las personas con migraña experimentan este tipo

El dolor suele estar en un lado de la cabeza con un dolor palpitante

Migraña crónica

Si el dolor de cabeza es frecuente, hasta 2 veces al mes, puede ser migraña crónica

Migraña menstrual

Una condición específica en la que el momento de los ataques está vinculado al ciclo menstrual

Migraña hemipléjica

Una afección rara que implica debilidad temporal en un lado del cuerpo

Migraña abdominal

Más frecuente en los niños, el dolor se localiza en el hepigastrio, periumbilical, es un dolor sordo, moderado a severo.

Las cinco etapas de un ataque

Aunque no todas las migrañas siguen el mismo patrón, en general tienden a ser cinco fases de un ataque de migraña:

  1. La etapa prodrome (advertencia): signos, tales como cambios de humor, cansancio, hambre o sed inusual puede ocurrir hasta 48 horas antes de un ataque de migraña. ataque.
  2. El aura: Esta parte del ataque puede durar hasta una hora y normalmente precede al dolor de cabeza. Los síntomas pueden incluir alteraciones visuales, confusión.
  3. La etapa principal del ataque: Un dolor de cabeza a menudo estará presente junto con otros síntomas, como náuseas y / o vómitos y puede durar entre 4 y 72 horas.
  4. Etapa de resolución / postdominio: El dolor gradualmente se alivia.
  5. Etapa de recuperación: puede tomar unos días para recuperarse completamente.

Desencadenantes de la migraña

Cambios hormonales en las mujeres.

Alimentos. Quesos envejecidos, alimentos salados y alimentos procesados pueden desencadenar migrañas.

Aditivos alimentarios. El edulcorante aspartamo y el conservante glutamato monosódico (MSG), que se encuentran en muchos alimentos, pueden desencadenar migrañas.

Bebidas. El alcohol, especialmente el vino, y las bebidas altamente cafeinadas.

Estrés. El estrés en el trabajo o en el hogar puede causar migrañas.

Estímulo sensorial. Las luces brillantes y el brillo del sol pueden inducir migrañas, al igual que los sonidos fuertes.

Cambios en el patrón de vigilia-sueño. Falta de sueño o dormir demasiado.

Factores físicos. El esfuerzo físico intenso.

Cambios en el medio ambiente. Un cambio de clima o presión barométrica puede provocar una migraña.

Medicamentos. Los anticonceptivos orales y los vasodilatadores, como la nitroglicerina, pueden agravar las migrañas.

Cargando