¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Relaciones

¿Por qué quiero tener una pareja?

Conoce por qué tenemos la necesidad de estar con alguien… ¡OJO!, quien busca frenéticamente una pareja no la va a encontrar

¿Estamos hechos para vivir en pareja?

Sí y no…

No solo somos seres biológicos, también somos seres culturales, y todos los cambios vividos nos hacen desear en mayor y menor grado una vida compartida.

Somos seres relacionales, pero no es necesaria una pareja para subsistir

Marie France Yrigoyen en su libro “Las Nuevas Soledades” nos dice que hoy, los seres humanos hemos de aprender a vivir temporadas acompañadas y temporadas en soledad.

¿Por qué?

Las condiciones sociales han cambiado: antes era imposible sobrevivir, producir y reproducirse si no era en pareja y familia. Hoy en un mundo individualizado, con avances científicos y tecnológicos, la vida unipersonal es posible.

Ya no se necesita matrimonio como transición a la adultez.

Se puede tener sexo sin hijos, pareja sin matrimonio, matrimonio sin hijos, hijos sin sexo, etc. Sin embargo, todavía se privilegia la vida en pareja.

La gente que busca frenéticamente una pareja no la encuenta ¡La espanta!

Estas NO son razones para buscar pareja

  • Dar gusto a alguien: papás, hermanos, amigos.
  • Para poder accesar a ciertos espacios (generalmente muy conservadores)
  • Para tener hijos, o para que mis hijos tengan un padre o una pareja
  • Para que me mantengan
  • Para tener una vida sexual satisfactoria
  • Para sentirse completo

Hoy la vida en pareja genera sentimientos ambivalentes: queremos sentirnos acompañados, pero no perder libertad, queremos estar con alguien pero dudamos que ese alguien sea la mejor elección.

Nuevos acuerdos amorosos

Saber que hoy se pueden vivir diversos acuerdos que nos acompañen en la vida, amorosos o amistosos, sexuales o no, incluyendo con periodos de soledad y aprendiendo a vivir en ella, es la posibilidad de construir amores suficientemente buenos.

Además, desmitificar la vida en pareja como única opción de vida válida, es una realidad que se va imponiendo.

Cargando