¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Extorsión, chantaje y fraude en el amor

¿Te han extorsionado con fotografías, videos, mensajes, etc.? Esto es para ti

La extorsión y el chantaje, en todas sus formas, son prácticas cada vez más frecuente en las relaciones personales y de pareja. El ritmo de vida acelerado de las personas, así como la inmediatez de la comunicación y el crecimiento de las redes sociales no han hecho sino facilitar las estratagemas y su eficacia al momento de perseguir y presionar a las víctimas. La Dra. Lucy Romero, terapeuta familiar y de pareja, nos dirá hoy por qué caemos en extorsiones de pareja y cómo hacemos para afrontarlo.

Los extorsionadores suelen ir a la segura. Vigilan y perfilan cuidadosamente a sus posibles víctimas anotando datos como su edad, estatus, el tipo de relaciones que parece formar y (si es en vivo y directo) su lenguaje corporal. De tal forma suelen presentarse a ellos como la representación de un platónico inalcanzable con la misión de seducir a la víctima al punto de traspasar todas sus barreras y colocarle en una situación de total credulidad o vulnerabilidad.

Cazadores a fuego lento

Son de “la vieja escuela”, suelen presentarse frente a frente desde la primera vez, normalmente acuden a bares o centros nocturnos convirtiéndolos en su ambiente de cacería natural. El modus operandi es: Se acercan por “casualidad”, un choque, una equivocación o a pedir u otorgar ayuda, desde el inicio manejan el lenguaje corporal que pueda ser atrayente o seductor para la presa (recuerda, le han estudiado), buscan establecer una relación amistosa y cortés aparentemente inocente e inofensiva; la cazadora quizá es una víctima que quiere escapar de un noviazgo tóxico, mientras que el cazador es un joven aventurero que encuentra a la mujer mayor interesante.

La simulación termina cuando hay una relación sexual o bien suficiente material documental para extorsionar a la víctima, (videos, fotos, audios, charlas e incluso testigos) y amenazarán con hacer a su pareja formal conocedora de la relación a menos que ceda a los caprichos del extorsionador, por lo general dinero y objetos caros.

Cazadores en frío

Son muy similares a los anteriores, también pertenecen a la “vieja escuela” de iniciar el contacto en vivo y en directo, buscan el mismo tipo de víctimas (mayores, casados o con relaciones largas), y les estudian durante un tiempo previo considerable. La diferencia sustancial radica en que ellos no buscan generar un vínculo profundo ni una historia, van al punto, su objetivo tras el primer encuentro es llegar pronto al encuentro sexual. Para convencer a la víctima cuentan con varias artimañas, retan sus límites, les convencen de poseer espíritu aventurero, y facilitan todos los espacios y medios para poder materializar sus “fantasías”

CatFish (PezGato)

Es un tipo de simulación que nació en internet y se fortaleció con el auge de las redes sociales. El término se utiliza para definir a aquellas personas que fingen ser alguien más para establecer relaciones románticas a distancia vía medios electrónicos. Comienzan con una amistad, su objetivo es establecer relaciones a distancia profundas valiéndose incluso de diálogos de películas, poemas o libros. Casi siempre la simulación terminará cuando hagan un viaje decididos a encontrarse con la víctima para poder realizar finalmente su amor. Es entonces donde la víctima hará un depósito de alguna cantidad fuerte pero no imposible para poder encontrarse por fin y el “CatFish” desaparecerá.

LoliMSN

Su hábitat también son los medios digitales, específicamente las redes sociales. No discriminan en la edad de sus posibles víctimas, pero se aseguran de que todos sean mayores (por lo menos) de 30 años. Optan por víctimas jóvenes que parezcan retraídas, con poca vida social y sin pareja, pero relativamente activos en medios digitales.

Buscan que la conversación en Chat (SMS, Whatsapp o el medio de texting que se utilice) se torne sexual o de fácil malinterpretación y después de eso proceden a pedir y enviar fotografías sugerentes. Sin dar tiempo a nada procederán a decir que tiene la captura de toda la conversación (incluidas las fotografías) y que harán visibles las imágenes para la familia, pareja, y conocidos de la víctima.

DaddyMSN

Es el caso contrario, por lo general son personas de mayor edad (o experiencia) que buscan atraer a chicas y chicos jóvenes fingiendo tener la misma edad y compartir intereses comunes. De igual forma utilizan las Redes Sociales y se insertan en grupos de jóvenes y adolescentes realizando ataques a varias víctimas simultáneas. El objetivo es que la plática vaya poniéndose más sugestiva y explícita cada día hasta que llega el momento de “intercambiar imágenes”, el atacante iniciará enviando imágenes falsas, diciendo que son de él/ella y entonces pedirá como retribución imágenes de la víctima, ya sea desnudo o realizando alguna pose o acción.

La simulación termina cuando le amenaza con hacer públicas las fotos, los videos y las conversaciones a toda su red de amigos o incluso familiares y padres si no accede a seguir manteniendo sexo a distancia, enviar más fotografías o incluso tener encuentros sexuales físicos con su extorsionador. Es quizá una de las formas más peligrosas de extorción, ya que por lo general son adultos buscando menores de edad o personas jóvenes para obligarles a tener relaciones sexuales con tal de no hacer públicas sus fotos, pero incluso la situación puede tornarse más macabra y terminar en trata de personas o pornografía.

Hoy por hoy se sabe ya de muchos métodos para evitar estos tipos de extorsiones:

- Nunca dar tu número telefónico, dirección o datos importantes a personas que no conozcas

- Realizar búsqueda de las imágenes que muestran en sus redes sociales con algún buscador de imágenes (Google), ya que casi siempre han robado fotografías y vidas de otras personas.

- Dudar cuando por algún motivo no desean que tú propicies el encuentro.

- Dudar cuando no desean hacer una llamada telefónica.

- Copiar los textos de sus mensajes en el buscador para verificar si no han sido denunciados o son robados de películas o novelas.

- No conceder amistad a cualquier persona.

- Dudar de los maravillosos encuentros fortuitos en lugares públicos, como bares, restaurantes o centros nocturnos.

- Acudir acompañad@ a cualquier cita a ciegas organizada en algún portal de citas en internet.

- Intentar indagar datos sobre la persona con la que comienza a tenerse la relación y verificar que estos sean reales, antes de escalar conversaciones a un sexting o ceder a enviar fotografías propias.

- Intentar mantener ocultos los datos personales en redes sociales con el fin de proteger la identidad y a nuestros familiares y amigos.

Cargando