¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Fit Moms: Mamá Fitness

Para todas las que creen que ser mamá es un obstáculo para lucir increíbles

Siempre decimos que es muy bueno que las mujeres se mantengan activas durante el embarazo. Pueden seguir con sus rutinas si no existe ninguna complicación. Pero, ¿cuándo es demasiado?

¿Qué es una Mamá Fitness o Fit Mom?

Una Mamá Fitness o Fit Mom es un nuevo concepto de madre que estamos empezando a descubrir. Son todas aquellas mamás que lucen delgadas y marcadas del abdomen, semanas tras dar a luz, o incluso durante el embarazo. Que viene realizando ejercicio intenso desde antes de embarazarse, que lo siguen realizando durante el embarazo y después del parto.

Para estas mujeres, ser madre no es una excusa para no hacer ejercicio intensamente. De hecho ¿Cuál sería la excusa? Una insinuación como esa, ¿si ellas lo hacen entonces por qué tu no? Pueden seguir haciendo ejercicio hasta un dia antes de dar a luz.

¿Cómo afecta el ejercicio físico al embarazo?

Médicos y demás expertos están de acuerdo en que realizar actividad física durante el embarazo es un gran beneficio tanto para la madre como para el bebé. Diversos estudios han demostrado que las mujeres que realizan deporte durante el embarazo tienen un menor número de síntomas, como náuseas, calambres en las piernas, cansancio y dolores de espalda.

Normalmente recomiendan ejercicios suaves, evitando todo tipo de golpes y caídas y especialmente los abdominales. También recomiendan evitar la fatiga muscular, ya que genera ácido láctico, que es tóxico para nuestro bebé. Pero esto ha cambiado.

Si una mujer es corredora y realiza ejercicio de fuerza, es aceptable que lo siga haciendo talvez reduciendo un poco la velocidad en su corrida y cambiar el peso en su entrenamiento. Si va a tener un parto natural o psicoprofiláctico, es importante que haga ejercicios abdominales para poder fortalecerlos y a la hora del pujo tener la fuerza suficiente para ayudar a expulsar al bebe.

Otra de las recomendaciones generales suele ser sobre el periodo del embarazo en el que es recomendable hacer ejercicio y es tras la semana doce.

Todo esto siempre siguiendo las recomendaciones de tu ginecólogo y vigilando que no se sienta ninguna molestia o anomalía. Pero entonces, ¿qué ocurre con esas mamás que levantan pesas o boxean hasta días antes del parto

Otro ejemplo es, como lo señala el doctor Joan Ot Serra, “Para alguien que nunca lo ha hecho o lo hace casualmente le sugeriría que se abstenga de hacerlo”. Es decir, que si eres una deportista de élite o de alto rendimiento, puedes seguir con tu rutina de entrenamientos. Pero en cambio, no deberías machacarte más en el gimnasio o en cualquier otra actividad física tan sólo por el hecho de estar embarazada. De hecho, muchos expertos aconsejan mantener en gran medida su programa de entrenamiento, siempre que la gestación curse sin complicaciones y se monitorice de forma periódica.

Mujer sedentaria que practica ejercicio una vez embarazada vs deportista de elite.

- Hay algunos estudios que aseguran que existen diferencias entre el embarazo y el parto de una mujer sedentaria y una que ha sido activa físicamente durante toda su vida.

- Las mujeres que han realizado deporte durante toda su vida y continúan haciéndolo durante el embarazo tienen un trabajo más corto, dilatan más rápidamente y tienen menos probabilidades de sufrir una cesárea.

- Sin embargo, hoy existen diferencias de este tipo entre una mujer totalmente sedentaria y una que ha comenzado una actividad física durante el segundo trimestre del embarazo. Eso sí, puede que en la duración del embarazo y parto no haya diferencia, pero sí que existe una gran diferencia en cómo se lleva el embarazo, su salud y la del bebé, y en la recuperación.

- Como siempre decimos, cada mujer es un mundo. Incluso para la misma mujer, cada embarazo es un mundo, así que no se debe juzgar.

Cargando