Lo que me desquicia de mi familia (Parte 2)

Para saber quiénes somos hay que saber de dónde venimos…

El día de hoy regresa Anamar Orihuela, psicoterapeuta, conferencista, tallerista y escritoria, a continuar con la segunda parte de este tema y resolverá dudas como ¿Qué les trastorna de su familia? ¿Qué les avergüenza? ¿Qué odian? Y de poder, ¿qué cambiarían? Además, nos dirá todas esas cosas que no tolera, su significado, qué está pasando en su familia, qué heridas traen y qué cosas no pueden soltar. Pero, sobre todo, cómo aprendemos a amar, aceptar o lidiar con todo eso que no podemos cambiar y si podemos, entonces cómo lo hacemos.

Cerramos con esta idea:

“Aprendí que necesitaba querer a mi madre y mi padre como seres humanos con defectos y perdonarlos, pero para poder hacerlo primero me di el derecho de odiarlos”

Aspectos que generan nudos y enojos en la familia

1. Las familias que no se comunican a nivel afectivo tienen mucha energía bloqueada.

Dolores, No hablar, No pensar, No sentir, No cuestionar, Negar.

2. Conductas repetitivas. Cuando una conducta alcanza un umbral de repeticiones.

Pueden ser positivas y negativas

3. La vergüenza es un gran nudo en la familia.

¿Qué te avergüenza de tu familia?

4. Estar cerrado y enojado con los padres.

¡Sigues siendo un niño demandante!

5. La falta de Límites.

Las cadenas enojan y pesan.

6. El juego de la familia feliz.

Mucha complacencia a los hijos.

Mucha vida social.

No hay comunicación afectiva.

“Si no vas a decir nada bueno mejor no lo digas”.

Los permisos negados que nos desquician con los padres

No tener derecho a hablar.

No tener derecho de ser tú mismo.

No pertenecer.

No tener derecho a necesitar.

No derecho a sentir.

No derecho a ser niñ@ y equivocarse.

Herida de rechazo

Cuando estás enojado con alguno de tus padres también estás enojada contigo.

Al no querer ser como mi madre/Padre yo…….

¿Cómo es luchar contra eso?……

¿Cómo te sientes cuando eres así?

¿Crees que eso mismo sentía tu madre/padre?

¿Qué pasa si lo aceptas? *No es estar de acuerdo es dejar de pelear con eso

La cura es la aceptación de lo que hay

Para terminar…

1.-Busca la empatía con responsabilidad.

Creamos constantemente nuestra vida.

El gran antídoto de la culpa.

2.-Date permiso de enojarte, de reconocer, de hablar.

Activa los permisos negados

En cada situación dolorosa siempre hay ira

3.-Siente el dolor del que juzgas empatizando con tu propio dolor.

Ese hábito que no soportas guarda siempre necesidad.

4.-Perdónate.

El paso más difícil.

Perdónate con empatía y aprenderás a perdonar.

Cargando