¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Acoso sexual en México

En 2016, se denunciaron alrededor de 30 mil casos de posibles delitos sexuales

El acoso sexual es una forma de violencia en la que hay un ejercicio abusivo de poder que conlleva a un estado de indefensión y riesgo para la víctima, independientemente de que se realice en uno o varias ocasiones.

Esta no es una conducta patológica, no es fácil de reconocer, ni lleva una conducta concreta, es una trama de relaciones donde existe un desequilibrio de poder entre acosar y la víctima.

Estas pueden ser de índole muy variada, como requerimientos, proposiciones, chistes, bromas, exhibición de fotografías sexistas, pasando a comportamientos físicos o roces indeseados que puedan suponer vejación para la víctima, hasta llegar al asalto o agresión sexual.

El acoso es una forma de discriminación por razón de género, los hombres pueden ser objeto de esta, pero en realidad la mayoría de las víctimas son mujeres. Es un atentado contra la dignidad, salud física y psicológica, que además tiende a sentirse culpable y a menospreciarse.

Puede producir un efecto devastador en la salud, la confianza, la moral y el rendimiento de quienes lo padecen. Provoca ansiedad, estrés, cansancio, insomnio, depresión, irritabilidad, etc.

Un estudio realizado por Meza 2013 mostró que el acoso es percibido como una situación de molestia que tiene un patrón de ocurrencia constante. Las mujeres sienten miedo, inseguridad, enojo y molestia, mientras que los hombres sienten miedo, enojo, impotencia, tristeza y molestia.

Tipos de acoso

Leve: Son conductas entre chistes con contenido sexual, piropos, comentarios sexuales, insinuación, etcétera.

Grave: Consiste en miradas, abrazos, roces y besos no deseados, tocamientos, pellizcos, gestos lascivos, acorralamiento, etcétera.

Muy grave: Presiones tanto físicas como psíquicas para obtener relación sexual, independiente de que haya contacto físico.

Castigo

El Código Penal Federal en su artículo 259 precisa: “Al que con fines lascivos asedie reiteradamente a persona de cualquier sexo, valiéndose de su posición jerárquica derivada de sus relaciones laborales, docentes, domésticas o cualquiera otra que implique subordinación, se le impondrá sanción hasta de cuarenta días de multa”.

“Si el hostigador fuese servidor público y utilizare los medios o circunstancias que el encargo le proporcione, se le destituirá de su cargo. Solamente será punible el hostigamiento sexual, cuando se cause un perjuicio o daño. Sólo se procederá contra el hostigador, a petición de parte ofendida”.

Los diferentes estados de la República Mexicana que aceptan como delito el acoso sexual son: Baja California Sur, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Coahuila, Tamaulipas, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, Guerrero, Puebla, Estado de México, Veracruz, Quintana Roo, Campeche y la Ciudad de México.

Los delitos van en aumento

En 2016, se denunciaron casi 30 mil casos de posibles delitos sexuales en todo el país, cifra superior en tres mil casos a la registrada en 2015, cuando se reportaron 27 mil denuncias. En el primer bimestre de 2017, estos incrementan un 8%.

Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica, en 2016 se registraron 29 mil 725 averiguaciones e investigaciones por delitos sexuales. De estos, 12 mil 889 corresponden a denuncias por violaciones, mientras que 16 mil 836 son de abuso sexual, hostigamiento, etcétera.

En promedio, en el 2016 cada 24 horas se denunciaron 81 casos de violencia sexual, lo que es entre 3 y 4 violaciones o acoso sexual por hora.

Cargando