¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

#AsíSopitas: Grave crisis de huevos contaminados afecta ya a siete países europeos

En Holanda se han bloqueado 180 granjas y ordenaron retirada masiva de tal alimento

El tema de la tragedia alimenticia salió a la luz en Holanda, sin embargo, Francia, Reino Unido, Bélgica, Alemania, Suiza y Suecia son los países europeos afectados por la contaminación de huevos con Fipronil.

Dicha sustancia es un pesticida tóxico utilizado en granjas para controlar y eliminar el caro rojo, un insecto cuya existencia en aves ha sido vinculado en repetidas ocasiones como un detonante para la influenza aviar tipo A.

Todo parece indicar a que a alguien se la pasó la mano en la cantidad de Fipronil utilizada en las granjas más importantes de Europa, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Comunidad Europea iniciaron investigaciones para conocer el alcance de los huevos que pudieron haber sido contaminados.

Como en toda crisis, la postura oficial en un principio fue minimizar el número, afirmando el fin de semana pasado que “no había de qué preocuparse”, pero para el lunes 7 de agosto, los gobiernos de Holanda, Bélgica, Alemania, Francia, Suecia, Suiza y Reino Unido advirtieron a los consumidores de evitar el consumo de huevo blanco, debido a que su "alto contenido en Fipronil constituye una grave amenaza para la salud pública”.

Por su parte, la Agencia Federal de Seguridad Alimentaria de Holanda clausuró más de 200 granjas, mientras que el asunto ya llegó hasta el Parlamento de Bélgica, en donde los ministros de agricultura deberán explicar qué pasó, y cómo es que tantas granjas pudieron contaminar a una gran cantidad de huevos con Fipronil.

Hasta el momento se desconoce el verdadero alcance que puede tener la crisis de los huevos contaminados y es que aunque en un principio se creyó que se trataba de un accidente o de un descuido de alguna granja, las investigaciones parecen indicar que no solo se trataba de un productor, sino de todo un modus operandi de varias compañías avícolas.

El Fipronil es considerado por la OMS como un pesticida de clase 2, es decir, una sustancia hasta cierto punto tolerable para el ser humano, pero que también podría dañar el sistema nervioso central.

Cargando