¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

#AsíSopitas: Despiden a Marcelino Perelló en funeral privado en Coyoacán

Los restos del catedrático de la UNAM serán llevados a España

Marcelino Perelló, uno de los líderes del movimiento estudiantil del 68, falleció el fin de semana pasado los 73 años de edad. Su funeral se realizó en Coyoacán durante la mañana del domingo 6 de julio y de acuerdo con declaraciones de su esposa, Verónica Pérez, las cenizas de Perelló serán llevadas a Cataluña, España.

Marcelino fue conocido por ser una persona de "opiniones escandalosas, pero sinceras". Y es que siempre fue una voz crítica.

Fue representante de la Facultad de Ciencias y militante de la Juventud Comunista. Perelló se contó entre los pocos líderes estudiantiles que no fue arrestado tras los sucesos ocurridos el dos de octubre en Tlatelolco hace 48 años. Años más tarde, confesó que dicha tarde, la pasó escondido en un departamento al sur de la ciudad de México y al tener noticia de la matanza se refugió en el domicilio de Andrés Caso Lombardo, que junto con Jorge de la Vega Domínguez figuró como representante del gobierno en las pláticas con el Consejo Nacional de Huelga (CNH): ahí ofreció una conferencia de prensa en la que afirmó que “en un principio los soldados habían disparado balas de salva”, una frase que le dejó marcado en el entredicho.

Posteriormente, se refugió en Europa, donde se graduó como matemático por la Universidad de Bucarest, y dos años después, obtuvo la maestría en Ciencias. Antes de volver a México en la década de los ochenta, dio clases en la Universidad de Barcelona.

Su paso como profesor en las universidades de Puebla y Sinaloa, le llevaron a convertirse en catedrático de la UNAM hasta hace algunos meses, cuando fue despedido debido a las polémicas declaraciones hechas en un programa de radio transmitido por Radio UNAM.

"Si algún pecado ha cometido, es el de no ser prudente" declaró, en su momento, uno de sus más cercanos colaboradores, sin embargo, es imposible no tomar en cuenta las constantes declaraciones en las que Perelló normalizaba la violencia de género.

En un tuit del 2011 se asumió como un violador compulsivo, y años más tarde cuestionó los casos en los que la justicia falló en favor de las víctimas, como ocurrió en el caso “Porkys” o de la periodista Andrea Noel.

Falleció uno de los personajes más polémicos que marcaron a la generación del 68, uno que sin lugar a dudas seguirá dividiendo opiniones incluso después de su muerte.

Descanse en paz Marcelino Perelló.

Cargando