¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La influencia de las princesas Disney en las niñas

“Nos preocupa tanto la narrativa pasiva de estar esperando a que alguien nos rescate, que no vemos el lado positivo ni las historias más antiguas”

Actualmente, las niñas ya no quieren ser princesas, en efecto, ellas buscan tener papeles en la vida distintos a los que clásicamente se les ha asignado a las mujeres.

Sin embargo, la formación que reciben, tanto en la casa como en la escuela, aún las encasilla en un rol cuyo énfasis es el comportamiento servil: “Desde pequeñas comienzan a adoptar un rol de género estereotipado que llevan a lo largo de su vida”, afirma Fabio Gómez, psiquiatra infantil.

El especialista asegura que esa es una de las principales razones por las que muchas de ellas, en su juventud, no cuentan el estudio de la física, las matemáticas y las ingenierías como una opción en sus proyectos profesionales.

Según el estudio global de observación de medios presentado por la Unesco en Quito, en los mismos medios de comunicación se evidencia la diferencia de roles entre mujeres y hombres. El informe demuestra que ellas constituyen la mayoría de la mano de obra, pero no tienen un rol importante en el proceso de la información. En este se detectó que a nivel global las noticias de economía, finanzas o política las cubren un 23% de periodistas mujeres, mientras que un 40% informan más sobre asuntos sociales, de familia o arte.

De acuerdo con Isabel Londoño, directora ejecutiva de la Fundación Mujeres por Colombia, la educación de la mujer es una herramienta de lucha contra la violencia, el embarazo precoz, la pobreza y la falta de oportunidades, pero “las mujeres deben insertarse en los campos más dinámicos y mejor remunerados de la sociedad, como lo son los sectores de energía, petróleo, gas, infraestructura, transportes, logística y manufactura, y desarrollar allí sus proyectos de vida y liderazgo. Es un camino por andar lleno de oportunidades”: comentó.

Por atractivo que pueda sonar el deseo de criar niños completos, Catherine Connors, fundadora de Demeter Media y ex directora de contenidos de Disney Interactive for Women and Family, sugiere que la realidad es más complicada. “En verdad nos preocupa la idea de que se promueva la feminidad en las niñas, es una manifestación de sexismo institucional y cultural”. Como ex académica, dijo que su hija la obligó a replantearse sus propios miedos sobre las princesas.

“Me pidió un traje para nieve de princesa de Disney, era rosa y brillaba, era como el ideal platónico de los productos de princesas. Acabábamos de comprar botas para nieve del Hombre Araña y yo me sentía complacida, pero cuando me opuse a comprar el traje para nieve, ella me miró y me preguntó: ‘¿Mamá, por qué no te gusta?’”.

Connors compró el traje y comenzó a replantearse lo que pensaba sobre las princesas. “Nos preocupa tanto la narrativa pasiva de estar esperando a que alguien nos rescate, que no vemos el lado positivo ni las historias más antiguas. Blanca Nieves y Cenicienta eran activas, lo que pasa es que su actividad no es necesariamente masculina. Consideramos que el hecho de que Cenicienta sea amable es de cierto modo menos noble que ir tras un dragón. Blanca Nieves se trata de crear tu propia comunidad, imaginar una vida para ti misma, independientemente de cuál sea tu situación”.

“Hay elementos de las princesas que sin duda debemos observar con un ojo crítico y cuidadoso”: comentó, tomando nota de la tendencia de los productos para mostrar a las princesas activas de las películas en posturas bonitas y a menudo sexualizadas pero pasivas. “También necesitamos analizar el legado enriquecedor de estos relatos”.

Ahí es donde los padres entran en escena. “Nuestra meta no es aniquilar la cultura de las princesas”, dijo Coyne. “Es una parte mágica de la infancia que disfruté con mi propia hija. Pero podemos hablar sobre las características de las princesas y las cosas maravillosas que hacen en lugar de como se ven o cómo se ven las niñas cuando se visten como ellas”.

“Hablemos de las cosas buenas. Son bonitas y muy listas. Bella siempre tiene un libro en las manos, Ana es muy buena para resolver problemas. Hay que identificar aquello que es importante para nuestra familia”.

Es importante concentrarse en los atributos de las princesas que sustentan nuestros valores. Para los padres que quieren alentar a los niños a pensar más allá del cuento de Cenicienta, Mulán y Mérida encontrarán modelos alternativos: ambas desafían los roles de género esperados, dicen lo que piensan y cuestionan lo que tradicionalmente se espera de las princesas. Ana y Elsa hacen lo mismo.

“A pesar de todo, no hay necesidad de exagerar en nuestras explicaciones”, concluyó Connors, “Nos preocupamos por la idea de que las niñas se dejen engañar por la narrativa de las princesas, pero no nos preocupa que los niños acaben confundidos sobre su futuro como superhéroes”.

Datos curiosos que no conocías de las princesas Disney

  1. Casi se desata una guerra entre los creadores por decidir si el vestido de Aurora sería rosa o azul.
  2. Aurora tiene los ojos de color violeta.
  3. Cenicienta tiene 19 años, siendo una de las mayores.
  4. Aurora es la princesa con menos protagonismo en su propia película, sólo tiene 18 líneas de texto.
  5. La talla de zapatos de Cenicienta es 4 ½.
  6. Ariel tiene sólo 16 años.
  7. Ariel fue creada después de 30 años de que Disney no había hecho películas de princesas.
  8. Mérida es la primera princesa de historia original de Disney, las demás están basadas en otras historias.
  9. Elsa tiene el título de reina y no de princesa.
  10. Elsa tiene 21 años, convirtiéndose así en la mayor de todo el grupo.
  11. Bella fue creada para demostrar que no era perfecta, lo podemos ver en el mechón de cabello que casi toda la película tiene sobre la cara.
  12. Mulán podría ir a la cárcel, recuerda que mató a casi dos mil hombres con una avalancha de nieve.
  13. Mérida fue la primera princesa en no tener un romance con un príncipe.
  14. Elsa siguió los pasos de Mérida y se ha mantenido alejada de las garras del amor.
  15. Elsa es la única princesa (o reina) que tiene poderes mágicos.
  16. El director de Enredados, basó el gusto de Rapunzel por pintar en las paredes en el de su propia hija.
  17. Mulán y Jazmín son las únicas que utilizan pantalones en las películas.
  18. Jazmín es la única princesa cuya película no es sobre ella.
  19. Pocahontas en la rebelde del grupo, pues es la única que tiene un tatuaje.
Cargando