¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿Estarías dispuesto a donar tus órganos?

Cada año se realizan más de 100.000 trasplantes de órganos en el mundo

La donación de órganos es la intervención quirúrgica que permite sustituir un órgano enfermo por uno sano, devolviendo la calidad de vida del paciente enfermo. Los casos más frecuentes que requieren trasplantes de órganos son insuficiencia renal crónica, cardiaca y problemas de forma y transparencia en córneas.

Cada año se realizan más de 100.000 trasplantes de órganos en el mundo. Se estima que más de 250.000 personas se encuentran actualmente en espera de un trasplante, en donde 35% fallecen.

Según Cenatra, en México se efectúan trasplantes desde 1963 y se han practicado aproximadamente 40 mil hasta 2016. Poco más de 20 mil personas están en espera de un órgano, pero sólo 20% podrán disponer de él.

El 23% de las personas que solicitan un trasplante son jóvenes entre los 21 y 30 años.

La donación de órganos en México está prevista en la Ley General de Salud como el consentimiento de una persona para que en vida o después de su muerte su cuerpo o cualquiera de sus componentes sean utilizados en trasplantes. La Ciudad de México, el Estado de México y Aguascalientes son las entidades con mayor número de donaciones.

Los órganos que se pueden trasplantar son: corazón, pulmón, hígado, páncreas y riñones. Los tejidos que se pueden trasplantar son: córneas, piel, huesos, médula ósea, válvulas cardiacas, arterias, venas, tendones y cartílago.

Si una persona pierde la vida por paro cardiorrespiratorio, únicamente podrá donar tejidos como: hueso, piel, córneas, tendones, cartílago y vasos sanguíneos.

Tipos de donaciones

Existen dos tipos: Donadores vivos y Donadores cadavéricos.

Estos últimos sufren paro cardiorrespiratorio o muerte cerebral, proceso irreversible en que el órgano fallece debido a que dejan de funcionar talle y tronco cerebral, pero el resto de órganos tienen actividad por 48 a 72 horas más.

Cuanto se dictamina muerte cerebral, es obligación del hospital informar a los familiares de la posibilidad de donar órganos y tejidos útiles del paciente. Es importante no perder tiempo, ya que órganos como riñón tienen una "vida" de 36 horas, mientras corazón e hígado sólo tienen 4 horas.

¿Desde qué edad se puede donar órganos?

Desde los dos meses de vida en caso de corazón, hígado y riñón.

Existe un límite: hasta los 55 años de edad en caso de donación de corazón e hígado, y hasta los 75 años en donación de riñón.

La gran mayoría de quienes han podido donar sus órganos después de la vida, en los últimos siete años, son personas mayores de 41 años.

El receptor no debe tener necesariamente la misma edad que el donante, hay casos en que personas de 30 años ceden sin problemas un riñón a niños. Solo es necesario que exista compatibilidad de órganos por parte de quien lo recibe, así como del tipo de sangre.

¿Cómo se solicita la donación de un órgano?

Inicia cuando el médico diagnostica un padecimiento que afecta gravemente un órgano o tejido, el paciente es enviado al especialista para determinar si el tratamiento requiere un trasplante.

Una vez aceptado, el paciente se registrará en el Registro Nacional de Trasplantes del Cenatra, esta base de datos contiene los criterios de asignación de órganos y tejidos, tiempo de espera, urgencia, oportunidad, beneficios esperados y compatibilidad de órganos, entre otros.

El donante de órganos debe hacerlo por voluntad, de forma altruista y sin negociación de por medio. Debe pasar por una evaluación del Comité de Trasplantes, especialistas y departamento psicológico de la institución.

Requisitos para donar

  • Manifestar el consentimiento de donación mediante documento oficial o Tarjeta de Donador Voluntario del Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra).
  • Que la familia de la persona fallecida exprese la voluntad de donar órganos.

Restricciones para donar

  • Ser menor de edad, salvo casos de donación de médula ósea y fallecimiento.
  • Embarazo (mujeres embarazadas podrán donar en vida sólo en caso de que el receptor esté en peligro de muerte y siempre que no implique riesgo para la madre ni para el bebé).
  • Incapacidad mental.
  • Padecer cáncer o enfermedades transmisibles como hepatitis C o VIH/sida.
Cargando