¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

#AsíSopitas: Anthony Scaramucci, de Wall Street a la Casa Blanca de Estados Unidos

El nuevo director de comunicaciones del gobierno de Donald Trump no tiene experiencia diplomática y mucho menos política

Tras la renuncia de Sean Spicer a su cargo como director de comunicaciones de la Casa Blanca, minutos después se anunció la incorporación de Anthony Scaramucci para ocupar su lugar.

La llegada de este personaje al gobierno de Donald Trump ha sido uno de los más intrigantes que ha hecho el equipo del mandatario republicano, ya que los desencuentros de Spicer con el presidente de los Estados Unidos han sido una constante durante su tiempo como portavoz de la Casa Blanca.

Al hacerse oficial el nombramiento de Scaramucci, Sean Spicer calificó tal acontecimiento como un “gran error” y que de inmediato generó una ola de reacciones.

Y es que Scaramucci no cuenta con un pasado diplomático, ni mucho menos político. Por el contrario, encaja perfectamente en el perfil de Donald Trump. Anthony es un empresario de 53 años que comenzó su carrera en Goldman Sachs (uno de los grupos de banca de inversión y valores más grandes del mundo).

En los últimos meses, ha tenido diversas apariciones en programas de televisión en los cuales ha aprovechado para defender las posturas de Trump para su gobierno.

"Amo al presidente, amo al país y es un honor estar aquí", dijo en su primera conferencia de prensa, en donde no dejó de referirse a Trump como "una de las personas más competitivas que conoce" y un "increíble político".

Sin embargo, el pasado de Scaramucci le persigue, y antes de aliarse al partido republicano, se distinguió por apoyar la campaña presidencial de Barack Obama en el 2008. En aquellos años también se refirió a Bill Clinton como uno de los grandes políticos en la historia de Estados Unidos y de sus mayores ejemplos a seguir.

En su cuenta de Twitter se podían encontrar mensajes en los que mostraba todo su apoyo a Hillary Clinton, pero también en los que se abiertamente declaraba estar en contra de diversos temas que han caracterizado la campaña y el gobierno de Donald Trump, como la lucha contra el calentamiento global, el control de armas en su país, los derechos civiles y equidad de género, y sobre todo, la construcción del muro fronterizo.

Todos esos mensajes de apoyo a Clinton fueron borrados por Scaramucci, quién aclaró el fin de semana que “él mismo los había eliminado, porque este es un borrón y cuenta nueva”.

Tras la eliminación de dichas publicaciones, Scaramucci aplaudió el manejo de redes sociales que ha hecho Trump, y que de esta manera confirma que no hay una estrategia de comunicaciones de la Casa Blanca hasta el momento, por lo que @realDonaldTrump seguirá dando muchos tuits de qué hablar.

Cargando