¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

#AsíSopitas: Hallan a ocho personas muertas en camión estacionado en un Walmart de San Antonio, Texas

Autoridades locales calificaron el hecho como un caso de tráfico humano

Ocho personas fueron encontradas muertas dentro del remolque de un tráiler estacionado a un costado de un Walmart en San Antonio, Texas, Estados Unidos.

El hecho se originó después de que una persona, que había descendido del camión, se acercó a un empleado de la tienda multinacional para pedir agua y fue justamente ese empleado quien solicitó el apoyo del 911.

Las autoridades detuvieron al conductor identificado como James Mathew Bradley Jr., de 60 años y originario de Clearwater, Florida. Otro grupo de treinta personas fue trasladado de emergencia a un hospital donde presentaron daños cerebrales irreversibles. Dos de éstos murieron en el transcurso de la tarde del domingo 23 de julio.

Hasta el momento se presume que nueve de los fallecidos son indocumentados y que algunos son de nacionalidad mexicana aunque no ha precisado cifra. La policía local calificó el hecho como un caso de tráfico humano.

La sucursal del supermercado se encuentra a dos horas de la frontera de México y Estados Unidos. Reportes oficiales de la policía e investigadores dijeron que la causa de muerte de esas personas fue por asfixia debido al calor extremo dentro camión y que tales condiciones son potencialmente mortales.

Por su parte, John Kelly, secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, prometió el domingo por la noche que su gobierno seguirá trabajando con los de México y los países de Centroamérica para erradicar el tráfico de personas.

De acuerdo con la agencia de noticias Associated Press, un grupo de civiles se reunió para protestar sobre lo ocurrido y culparon a las autoridades federales, y específicamente a las de Texas, por adoptar políticas de inmigración más duras para contribuir a las muertes, como la nueva ley aprobada por la Legislatura de Texas permite a la policía investigar sobre el estatus migratorio de las personas durante las interacciones de rutina como las paradas de tráfico.

A través de su cuenta de twitter, el Gobierno de México expresó sus condolencias ante el incidente.

Jonathan Ryan, director ejecutivo de una organización sin fines de lucro llamada “Raíces” dijo que el sucesos es "un ejemplo desafortunado" de lo que sucede cuando se promulgan tales políticas. "Puedes cambiar las leyes, pero no puedes detener el movimiento de las personas desplazadas" agregó.

Cargando