¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Biología

¿Qué onda con los animales marinos y sus rarezas?

Conoce más sobre las medusas, corales, anémonas y los moluscos

Gran parte de la fauna que se encuentra en el mar, son animales invertebrados, cada uno clasificado en un diferente grupo. Mauricio Herrera, Biólogo egresado de la Universidad Autónoma de Yucatán y maestro de Biología, nos hablará hoy sobre estas especies.

Los Cnidarios, más conocidos como los Celentéreos, reciben este nombre al tener unas células llamadas cnidocistos, que son los causantes que una medusa nos genere un tipo de quemadura. Aquí algunas características de los Cnidarios más comunes:

Medusas:

Su tamaño anda entre los 5 y los 40 cm de longitud pero la especie más grande alcanza 200 centímetros de diámetro y cerca de 200 kilos de peso. Su cuerpo, casi siempre transparente, está formado por un 95% de agua. Tienen tres partes principales: la umbrela, los brazos orales (que rodean la boca) y los tentáculos urticantes. Y se alimentan principalmente de plancton, moluscos, crustáceos, larvas y huevos. La peligrosidad y toxicidad de una medusa varía según la especie, pero sin duda, todas ocasionan malestar en menor o mayor grado.

Coral:

Los corales son animales relativamente simples, sin columna vertebral, ojos, oídos, nariz o patas. El tamaño y el color varían mucho entre las especies; algunos de los más pequeños miden entre 1 y 3 milímetros de diámetro, mientras que otros alcanzan más de 10 centímetros. Unidos en colonias, los corales forman estructuras de hasta 3 o 4 metros de altura, creciendo hasta 1 metro cada año. Algunos, como los de la Gran Barrera de Coral, pueden observarse desde el espacio. Son organismos carnívoros, y muchos consumen zooplancton y peces muy pequeños, mientras que los corales que forman arrecifes prefieren obtener nutrientes de las zooxantelas, a los que alcanzan por medio de unos filamentos de la cavidad del estómago.

Anémonas:

Existen más de 1.000 especies de anémona de mar en todos los océanos del mundo y a distintas profundidades, aunque las más grandes y variadas se encuentran en aguas tropicales costeras. La anémona posee cientos de tentáculos que les permiten identificar sus alrededores. Además, puede picar las cosas a su alrededor y liberar veneno a través de estos tentáculos.

Debido a los grandes pólipos que componen a la anémona de mar, esta puede consumir presas mucho más grandes que ella principalmente peces y otras criaturas, los tentáculos de la anémona les inyectan veneno para inmovilizarlos.

Moluscos

Comprenden desde animales diminutos, hasta especies de gran tamaño, de hecho el invertebrado más grande del mundo es un molusco, es el calamar gigante, que con su tamaño dio origen a leyendas como el Kraken.

Los moluscos los podemos encontrar en todo el mundo, en cualquier costa, en el fondo del océano, incluso en tierra y hasta en los árboles como los “escargots”, ellos se han adaptado de muchas maneras, incluso existe un grupo de caracoles que son altamente venenosos, son conocidos como conos, por la forma de su concha, ellos modificaron su manera de alimentarse a crear una especie de diente que sale en forma de arpón e inyecta esta toxina, es una neurotoxina llamada conotoxina, la cual afecta al sistema nervioso paralizando a sus presas, existe una caracol llamado caracol cigarro (Conus geographus), ya que si te llega a picar, tienes el tiempo suficiente para fumarte un cigarro antes de morir.

Cargando