¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Espionaje electrónico en México

Descubre cómo proteger tu privacidad en Internet

Después de Brasil, México es el segundo país en Latinoamérica más afectado por el cibercrimen. Cerca del 85% de los delitos que se cometen en el país se apoyan con algún tipo de tecnología.

El estudio “El Estado de Vigilancia: Fuera de Control” reveló que tres compañías mundiales: Hacking Team, NSO Group y FinFisher, especializadas en la intervención de dispositivos de comunicación y cómputo, han vendido sus programas a gobiernos estatales en México.

En 2015 se filtraron miles de correos y documentos internos de la compañía Hacking Team, los cuales evidenciaban que México era el principal comprador mundial de sus programas espías con una inversión de casi seis millones de euros. La información filtrada reveló que 12 entidades tenían relaciones con la compañía de hackers: Baja California, Chihuahua, Durango, Tamaulipas, Jalisco, Nayarit, Tlaxcala, Estado de México, Ciudad de México, Puebla, Guerrero y Campeche.

En México, solo las procuradurías y fiscalías de los estados, la PGR, el CISEN y la Policía Federal, están facultados para intervenir en las comunicaciones privadas de una persona.

Espionaje en Redes Sociales

Según un estudio del MIT, los patrones de uso de las tarjetas permiten descubrir la identidad del 90% de personas.

Jualian Assange, creador de WikiLeaks, dio una conferencia de prensa en Londres en donde aseguró que la intimidad en esta época está totalmente perdida. A su vez, Mark Zukerberg, aseguró que cualquier hecho que afecte o viole nuestra intimidad lesiona nuestro derecho humano a ser libre.

Satya Nadella, CEO de Microsoft, dijo que el problema más importante para la industria es conseguir el derecho a la privacidad, respetar a quienes no quieren que se entrometa nadie en sus vidas y el derecho a tener secretos. La impunidad es otro de los aspectos que acompañan a estos hechos, ya que incluso los propios gobiernos utilizan estas tecnologías parea entrometerse en nuestra vida privada.

También algunas organizaciones privadas hacen uso del espionaje para aumentar sus ventas. Google afirma que los datos personales de los usuarios no se entregan a los anunciantes, lo que hace es "integrar" todos sus servicios y compartir la información para elaborar publicidad a medida de una forma más eficiente. Sin embargo, ellos no son los únicos que rastrean nuestros movimientos y comparten datos entre servicios. Es bien sabido que otras compañías hacen lo mismo, incluyendo Facebook y Apple.

¿Qué hacer para proteger nuestra privacidad en Internet?

Según la Fundación de Fronteras Electrónicas, algunas de las medidas que ayudan a proteger nuestra identidad son:

Evitar ser egocéntrico

El egosurfing o Vanity Searching es la práctica de buscar nuestro propio nombre, nuestra dirección, número de carnet de identidad o cualquier dato que pueda dar pistas sobre quiénes somos.

Ignorar al buscador del proveedor de Internet

La compañía que le proporciona el servicio de Internet conoce su identidad. Si utilizas el buscador de esa empresa en cuestión, ésta es capaz de saber qué búsquedas estamos haciendo.

Borrar el historial de búsqueda

Los usuarios de Google pueden desactivar la preferencia que permite registrar el historial de búsqueda. Para hacer eso, fíjate en la parte superior derecha del buscador de Google y encontrarás la forma de entrar en el menú "Configuración de cuenta". Una vez ahí, ve a la sección "Servicios", donde podrá editar o borrar el historial.

No acceder a perfiles personales

Evita entrar a tu Gmail desde el mismo computador en el que realizas búsquedas en Google. La idea de unificar servicios de Google no tendrá ningún efecto sobre usted si no accede a sus perfiles personales.

Anonimizar la cookie de Google UID

El inconveniente es que, si quiere que esto funcione, debe cerrar su navegador al terminar de consultar Gmail en caso de que quiera realizar una búsqueda en Google después.

Esquivar las famosas "Cookies"

Las cookies son piezas de información que se meten en nuestro computador y rastrean nuestros movimientos. Con ellas, estas páginas pueden seguir nuestros movimientos en su sitio de internet.

Esconder el IP

El IP es como nuestro número de cédula de identidad cuando navegamos en Internet. Este número es asignado por nuestro proveedor y por lo tanto si se rastrea es una de las formas de dar con nuestra identidad real. Esta puede cambiarse u "ocultarse" gracias a una serie de programas disponibles en Internet.

Cambiar de identidad virtual

Por último, una opción avanzada es echar manos de programas que, aunque no perfectos, pueden disfrazar nuestra identidad en internet. Estos programas envían las búsquedas a través de una serie de computadoras que hacen de intermediarias que supuestamente desconocen la ubicación e identidad del emisor.

Otros programas sirven para bloquear gran parte de la publicidad y para controlar a las cookies.

Cargando