¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Familia

Llegaron las vacaciones... ¿Y ahora qué hago con los niños?

Te damos algunas opciones para que el tiempo libre que van a tener tus hijos no se convierta en un problema para ti

Cómo hacer de nuestra visita una aventura y no una tortura

Los paseos en familia son una gran oportunidad para tener momentos de calidad con nuestros hijos.

Uno de los mejores planes es visitar un museo, donde no solamente acercas a tus hijos de manera natural al arte, sino que todos tienen la oportunidad de aprender algo nuevo.

En México la mayoría de los museos son gratis los domingos y los menores de tres años no pagan, otra ventaja son los programas de actividades vinculados a la exposición, que van desde talleres y charlas, hasta actividades dentro de las salas.

Que aprendan las reglas del juego

Es importante que desde pequeños los niños se acostumbren a espacios culturales.

Que entiendan que el silencio y seguir reglas básicas como no tocar y no correr dentro de las instalaciones ayudarán a que todos los ahí presentes tengan una experiencia más rica.

Al mismo tiempo reforzarán su paciencia, capacidad de concentración y agudizarán su curiosidad.

Ahí te van algunos tips

Si tienes niños menores de 3 años, es recomendable llevar la carreola de tijera, a esta edad es muy normal que se cansen en las primeras salas, pero solo de caminar, más no de observar. Una vez subido en el carrito le puedes ir explicando al bebé lo que tiene en frente, reconocer colores y figuras y los dos estarán muy a gusto.

  1. Prepárate: Antes de visitar la exposición cuéntale a tus hijos lo que van a ver ahí, busca en libros o internet imágenes de la obra expuesta, cuéntale desde la historia del museo, hasta la vida del artista y cómo fue su infancia, con pocos datos será suficiente. Cuando lleguen a la sala y reconozcan las piezas que vieron en casa, les dará mucha emoción saberse expertos en el tema.
  2. Recorrido ágil: si la exposición es muy larga, selecciona dos salas o las piezas más representativas de la muestra. Como sabemos los niños se desesperan fácil, no es necesario que recorran toda la exposición y no es obligatorio estar horas en el museo.
  3. Lleva colores, un cuaderno para dibujar y siéntate en el piso con tus hijos.
  4. Invítalos a reinterpretar la obra maestra que están observando, ya sea copiando o haciendo su propia versión, es una actividad muy linda para toda la familia.
  5. Disfruten de los edificios, además de la exposición disfruten las “otras” áreas de los museos: salgan a las terrazas (MUAC), bailen en las fuentes (Museo de Historia Natural), vean el paisaje (Museo Jumex). Aprecien la arquitectura (San Indefonso), tomen una limonada en la cafeteria (Centro Cultural de España) o corran en los juegos (Museo Tamayo) … en fin, cada museo tiene algo preparado para los más chiquitos y aunque a veces pensemos que puede ser aburrido, en realidad es un paseo que garantiza diversión!
  6. Saliendo del museo vayan a comer o hagan picnic en la explanada del museo (Tamayo, Universum, MUAC,Castillo de Chapultepec, Museo de Arte Moderno, son algunos con esta posibilidad) y comenten la expo ¿qué fue lo que más les gustó? ¿qué pieza fue la más loca? ¿qué les gustaría dibujar llegando a casa?

¿Qué tan limpia está la comida que le das a tu bebé?

Y por último: Hagan planes para visitar un nuevo museo pronto.

Lugares que pueden visitar

  • MUAC en la UNAM: museo de arte contemporáneo, obra de Teodoro González de León.
  • MUCA Roma: Ya que estás en la zona puedes aprovechar e ir al parque de la Plaza Río de Janeiro y comer por ahí.
  • MUCA Campus. – Frente a Rectoria, ideal para hacer picnic y estar al aire libre, se recomienda llevar bici y patín para después de la ver la expo pasar ahí el día. No abre los domingos.
  • Museo de Historia Natural: se recomienda llevar una muda de ropa porque las fuentes son muy divertidas y terminan empapados, cruzando la calle es ideal para picnic.
  • Museo Jumex: La terraza del museo y sus amplias salas harán la visita muy amena
  • Museo Tamayo: En la parte de atrás están los juegos infantiles, obra del artista japonés Noguchi quien se ha especializado en parques, Noguchi es uno de los escultores más importantes de nuestra época. Ahí también puedes desayunar o hacer picnic.
  • UNIVERSUM: Museo de las Ciencias de la UNAM, un espacio increíble donde los niños aprenden jugando, hay ludoteca para los más chiquitos, zona espacial, dinosaurios endémicos. y más. Puedes hacer picnic en los jardines o pasar a comer al Azul y oro.
  • MARCO, Monterrey
  • Jardín Botánico de Culiacán, tiene una pieza de James Turrell llamada Encouter
  • Museo Internacional del Barroco en Puebla. Los niños quedan encantados con la arquitectura del edificio. el Museo Internacional del Barroco ha sido creado a partir de las tendencias museológicas más vanguardistas bajo la firma del arquitecto japonés Toyo Ito, Premio Pritzker de Arquitectura 2013.

¿Qué le heredas a tu hijo?

Cargando