¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿Qué tan productivo o productiva eres en tu trabajo?

No se trata de pasar horas en la oficina, se trata de dar resultados reales en la chamba

La gente normalmente espera mejorar su salario sólo por estar 10 horas en la oficina, piensan que son más productivos y algunas veces creen que por eso ya se merecen ganar como Directores Generales.

El hecho que pases más horas en la oficina, no significa que seas más productivo, podría tratarse de una falta de administración en tus actividades, lo que te lleva a necesitar más tiempo de lo necesario, para cumplir con tus funciones.

A mayor productividad, mejor salario… Al menos es así lo consideran algunas empresas y diversos analistas, quienes rechazan el alza en los salarios por decreto. ¿Quién dijo que cada año TIENEN que aumentar los salarios, si la gente es improductiva?

Ligar el salario a la productividad, se considera uno de los sistemas de retribución más justos que existe, porque se recompensan los méritos, el desempeño y el esfuerzo.

Mientras que los que prefieren continuar en la mediocridad del conformismo y del statu quo de su día a día, no sólo percibirían un salario menor, sino que correrían el riesgo de perder su trabajo por ineficientes.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE):

  • Los mexicanos son los trabajadores que más horas laboran al año, aunque contradictoriamente son los que producen menos, pero también son los que tienen los salarios más bajos.
  • Los niveles de calidad del trabajo en nuestro país son mucho menores al promedio.
  • La población mexicana le dedica 2,246 horas al año a sus actividades laborales, 875 horas más que los alemanes, el país que menos horas trabaja al año.
  • Mientras que México tuvo un Producto Interno Bruto (PIB) de mil 144 billones de dólares en 2015, los alemanes generaron 3 mil 355 billones de dólares, a pesar de haber laborado menos horas. Generan casi 3 veces más.
  • En promedio los demás países trabajan mil 765 horas, 481 horas menos que los mexicanos.
  • En realidad no hemos logrado prácticamente ningún avance en productividad en los últimos 10 años, en términos reales: en el año 2000 nuestra productividad por hora trabajada era de 17.5 dólares, en el 2010, fue 17.4 y en el 2016, 18.5 dólares.
  • Cada año, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publica un índice de productividad laboral con base en horas trabajadas; según la actividad económica, los datos son desalentadores…la productividad laboral de México disminuyó 1.2% anualizado, durante el tercer trimestre del 2016.
  • Cabe destacar, que el empleo en nuestro país ha crecido, pero éste ha sido de bajos ingresos, en su mayoría con salarios de hasta tres salarios mínimos, según reporta INEGI.
  • En España, como en México, está erróneamente bien visto quedarse más tiempo en la oficina que el jefe, hacer muchas horas extra y salir el último por la puerta.
  • En la mayoría de los casos, se trata de un tiempo que realmente no se aprovecha en tareas productivas.

¿Realmente, en México, nos conviene ligar el salario a la productividad?

Ser productivo no es lo mismo que trabajar…

  • Expertos psicólogos defienden que pueden invertirse más horas en la jornada laboral siempre y cuando se trate de un periodo breve y puntual, de dos a tres semanas máximo, y solo cuando se trata de la entrega a tiempo de un trabajo prioritario para la empresa.
  • En caso contrario coinciden en lo mismo: trabajar más de 40 horas es simple y llanamente improductivo e incluso dañino para el empleado y la organización.
  • Lo que han demostrado todos estos estudios una y otra vez es que los trabajadores tienen ocho horas buenas y fiables de trabajo al día.
  • Es decir, hacer que un empleado esté alrededor de diez horas de jornada no resulta beneficioso para la empresa ya que su productividad laboral final será de ocho horas y más allá no rendirán. Sería bueno empezar a aplicar la regla de los tres ochos: 8 horas para dormir, 8 horas para trabajar y 8 horas para tiempo personal.
  • Lo que es más importante es aprender a producir en las horas en las que mejor nos desempeñamos, y así aprovechar al máximo las horas que laboramos para poder otorgar tiempo de calidad a nuestros seres queridos.

Cargando