¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

“El movimiento #YoSoy132 NO fue un despertar, eran jóvenes haciendo micropolítica”

A cinco años del movimiento, la académica Rossana Reguillo habla de la necesidad de pasar de una resistencia a una eficacia política

Este 11 de mayo cumplen 5 años de la creación del movimiento “Yo Soy 132”. El movimiento surgió a partir de una visita del entonces candidato a la presidencia Enrique Peña Nieto a la Universidad Iberoamericana. Los estudiantes que protestaron la visita fueron catalogados de “acarreados”. Ante esto, alumnos publicaron un video en YouTube mostrando sus credenciales de la universidad. El video fue difundido en redes sociales, y el hashtag #YoSoy132 fue creado en modo de solidaridad.

El movimiento creció en pocas semanas, derivando en una serie de protestas dirigidas específicamente a EPN. Las protestas comenzaron en la Ciudad de México, pero se extendieron a varios estados del país como Campeche, Durango, Aguascalientes, Zacatecas, Yucatán, Guerrero, Jalisco, Nuevo León, Querétaro, Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Estado de México, Puebla, Hidalgo, Quintana Roo, Baja California y Tabasco.

Al respecto Gabriela Warkentin y Javier Risco conversaron con la activista Rossana Reguillo.

"Yo creo que 132 en su lógica de insurrecciones logró cambiar la demanda por el mensaje y esto es clave y es profundamente político. La demanda instaura como interlocutor al Estado. El mensaje se entrega a la sociedad. Yo no te reconozco Estado como interlocutor y hablo con la sociedad.”

El tamaño de las protestas provocó que analistas cuestionaran el impacto que tendrían sobre las elecciones del 2012. A pesar de no cambiar el resultado de las elecciones, el movimiento fue responsable de reportar más de 1,100 irregularidades durante la votación.

Cargando